Hidrógeno: qué contempla el proyecto de ley que mantiene en vilo a numerosos actores

Con el inicio de las sesiones ordinarias, crece la expectativa para la presentación y posterior sanción de la ley de promoción del hidrógeno. Está previsto que tenga una vigencia de 30 años e incluya al producido con energía nuclear, renovable y fósil.

La ley de promoción del hidrógeno sigue dando de qué hablar ante la expectativa de su presentación en el Congreso. Energía On pudo acceder al borrador del proyecto que propone la creación de un régimen de promoción del hidrógeno de bajas emisiones con una vigencia de 30 años. Incluye al hidrógeno producido con energías renovables, o verde, y también a los generados a partir de combustibles fósiles y energía nuclear.

Para el desarrollo del hidrógeno en el país crearán el Régimen para la Promoción del Hidrógeno de bajas emisiones de carbono y otros gases de efecto invernadero y sus vectores. Tendrá una vigencia de 30 años a partir de que entre en vigencia la ley. Según el borrador será para el hidrógeno verde (a través de fuentes de energía renovable), azul (utilización de combustibles fósiles) y rosa (a partir de origen nuclear).

Las empresas que desarrollen algún proyecto contarán con beneficios fiscales y serán controladas de forma regular en el cumplimiento de pautas que hacen a las condiciones de producción, avance de las obras, las fuentes de energía, las materias primas utilizadas y el nivel de emisiones de carbono que se establezcan.

Los beneficios planteados se relacionan con la devolución anticipada del IVA; amortización acelerada del impuesto de las ganancias; compensación de quebranto de ganancias; deducción de la carga financiera del pasivo en cada proyecto y la exención de impuestos sobre la importación de bienes durante diez años. A su vez, tendrán beneficios los proveedores en la cadena de valor.

Para mantener estos beneficios fiscales, las productoras de hidrógeno verde deberán contar un porcentaje mínimo de contenido nacional: desde entrada en vigor de la ley hasta el quinto año será del 35%; desde el sexto al décimo año será del 45% y del 50% en adelante. 

El dato

35%
deberá ser contenido nacional en la producción de hidrógeno verde los primeros cinco años

En cambio, las que generen hidrógeno verde a través del gas natural tendrán un menor requerimiento. Por los mismos periodos será del 20, 30 y 40% y de la energía nuclear será del 30, 40 y 50%. Para ello no se tendrá en cuenta el valor correspondiente a las obras civiles o de infraestructura, ni de la mano de obra. 

Por otra parte, establecerán el Registro de Proyectos para la producción de hidrógeno de bajas emisiones como así también el Registro de Proveedores de la cadena de valor. Este último funcionará bajo la órbita del Registro de Fabricantes y Proveedores de Componentes destinados a la producción de energía renovable del ministerio de Economía en articulación el mismo organismo del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

A su vez, crearán una Agencia Nacional del Hidrógeno (Anhidro), como organismo descentralizado bajo la órbita de la secretaría de Industria y Desarrollo Productivo del ministerio de Economía. Tendrá la responsabilidad primaria de asesorar en materia técnica y regulatoria a la Autoridad de Aplicación, que será la secretaría de Energía.

«Todo proyecto para la producción de hidrógeno y derivados que base su proceso productivo en la electrólisis deberá construir su propia infraestructura de transporte eléctrico, no pudiendo utilizar al Sistema Argentino de Interconexión (SADI) para dicho fin», marcaron en el borrador. En cuanto a las las instalaciones industriales de producción de derivados, podrán contractualizar energía como cualquier gran usuario.


Con plazos no claros, crece la expectativa en la presentación del proyecto


El ministro de Economía de la Nación, Sergio Massa había anunciado en reiteradas ocasiones que durante el periodo de sesiones extraordinarias en poder Ejecutivo enviaría al Congreso un proyecto de hidrógeno para los próximos 30 años. Sin embargo, ya inició el periodo ordinario, por lo que crece la expectativa sobre ver qué sucederá con el proyecto.

«Nosotros como provincia participamos en una serie de reuniones cuando se estaba redactando. También participó Tierra del Fuego y distintos organismos internos del Ministerio de Economía. No somos los autores del proyecto pero nos vamos a involucrar y vamos a militar la ley para que vaya corriendo por las comisiones«, aseguró el secretario de Planificación y Desarrollo Sustentable de Río Negro, Daniel Sanguinetti en diálogo con Energía On.

Otras fuentes del gobierno provincial que fueron consultadas afirmaron no tener información sobre la fecha en la que se presentará el proyecto en el Congreso. Sanguinetti, por su parte, subrayó que «Estamos esperando que eso ocurra. Haciendo un poco de memoria, ya hubo dos o tres compromisos del ministro de Economía que la ley va a ingresar. Se lo comprometió en varias oportunidades a la gobernadora (Arabela Carreras)».

«Vamos a trabajar en conjunto con las provincias de la Patagonia yendo a ver a nuestros diputados y a otros también para darle impulso. Queremos que salga. Es importante para que termine de consolidar los proyectos que tenemos en Río Negro y la Patagonia. Vamos a hacer un bloque de provincias patagónicas para generar consenso por fuera de todos los otros ruidos que se estén dando en el Congreso», subrayó.

Ante el contexto electoral, el referente aseguró que se trata de una ley en la que «todos juegan a ganar con esto. Que Argentina se presente como un país productor de hidrógeno es algo novedoso, todavía no está ocurriendo en muchos países. Hay muchos que están queriendo arrancar, pero todavía industrialmente no se está produciendo».

Si a las ventajas comparativas de la región nombradas en reiteradas ocasiones, «lo consolidamos con distintas acciones, entre ellas una ley, puede resultar muy bueno. Hay una ventana donde la Argentina se la ve con expectativas y tiene posibilidades, esas ventanas no son eternas y hay otros países que también están trabajando en poder que sus industrias se adapten a esto», advirtió el referente.

En cuanto a Fortescue también se mantiene a la espera de la ley. Se trata de la empresa inversora que apunta a desarrollar un proyecto de amoníaco verde a partir del hidrógeno en la provincia. «Desde que se le dieron los permisos en noviembre del 2021 para hacer distintos análisis, ellos avanzaron con una buena cantidad de estudios«, destacó.

De hecho, «ahora entre el 6 y el 15 van distintos equipos con casi 30 personas de distintas consultoras contratadas para hacer el estudio de impacto ambiental, entre ellos una buena cantidad de investigadores de la Universidad de Río Negro», destacó.

«Creo que vale la pena que le dediquemos tiempo y que todos le prestemos un poquito de atención a que esto ocurra. Es un hito más dentro de todo lo que se fueron trabajando aquí en Río Negro, en Nación y en otras provincias», cerró.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora