Río Negro cerró el 2022 con récord en regalías

Los ingresos tuvieron un incremento de más del 50% en un año. El eje del salto no fue la producción, que cayó, sino la cotización del dólar y las exportaciones. Más del 15% de los recursos se destinan a los municipios.





Los ingresos por regalías hidrocaríferas en Río Negro volvieron a ser la mejor faceta de la industria. A pesar de la meseta que atraviesa la actividad convencional, el gobierno provincial facturó en promedio 953 millones de pesos por mes durante 2022.

La recaudación total neta de la provincia fue de 11.400 millones de pesos. Una cifra récord para Río Negro, con un incremento interanual que superó el 50%. La cifra es mayor porque las empresas que renegociaron en 2015 sus concesiones aportan un 3% más que se incluye como aporte complementario de producción.

El cobro por la explotación de los recursos provinciales es una buena noticia para los municipios y sociedades de fomento que reciben ingresos en la coparticipación de regalías: el 15,8% del total se derrama entre las comunas rionegrinas.

Los que mejor ingresos perciben son los municipios productores. La “mesa chica” está compuesta por nueve localidades con Catriel como principal beneficiaria. Pero Roca y Allen también reciben importantes ingresos.

Como viene ocurriendo hace algunos años, el crecimiento en la caja no está vinculado a la producción en sí de petróleo y gas, ya que mientras que la extracción viene en caída hace años, las regalías suben.

El dato

11.400
millones de pesos sumaron los ingresos por regalías que registró Río Negro durante el año pasado.

La dinámica de la actividad está atada a la macroeconomía y al tipo de cambio de dólar. Son las principales razones por las cuales desde 2016 la renta petrolera viene en aumento. El año pasado se notó más por el incremento en el valor de la moneda norteamericana y por el mayor precio del petróleo exportado.

Los números finales casi duplican las cifras de 2019 cuando se recaudaron 6.000 millones de pesos. Hasta ese momento era la más alta en la historia de la provincia. Fue a partir de ese año justamente que la producción comenzó a sufrir su peor declinó productivo.

Estuvo vinculado a varios indicadores: desde el recordado decreto de congelamiento y pesificación de precios que impulsó el por entonces presidente Mauricio Macri en agosto de ese año, hasta la crisis por el valor internacional en la génesis del 2020.

Meses después irrumpió la pandemia por el coronavirus que afectó a toda la cadena de producción, una crisis por la cual el sector pyme sigue sufriendo aún las consecuencias.

La pérdida productiva de Río Negro se inició hace una década, pero se resintió en los últimos años. A pesar de los intentos de la provincia, y de varias operadoras, de repuntar la actividad, el contexto no fue propicio para tal fin que requiere de una importante inversión. Por eso varias empresas están interesadas en profundizar la exportación que tuvo su puntapié a finales de 2021.

La extracción de crudo pasó de 44.000 barriles por día en 2012 a solo 22.500 en julio de 2022. Esos números se mantuvieron en el segundo semestre del año.

Algunos empresarios con actividad en Río Negro aseguran que es necesario repartir mejor la “torta” de Vaca Muerta para equilibrar la industria que también necesita del convencional por muchas razones, una de ellas es la social ya que varias localidades de Río Negro tienen como principal motor de la economía al sector hidrocarburífero.


El año de la licitación no convencional


Luego de dos años de preparación, finalmente el pasado 9 de enero el gobierno de Arabela Carreras lanzó la licitación con la que la provincia comenzará el desarrollo de su porción de Vaca Muerta. Por medio del Concurso Público 01/22 de Áreas Hidrocarburíferas en Río Negro se abrió este miércoles la venta de los pliegos de la licitación de las áreas Confluencia Norte, Confluencia Sur y Cinco Saltos Norte, todas con potencial en shale.

El concurso marca que en primer término se darán permisos de exploración que, en función de sus resultados y avances, podrán convertirse en concesiones de explotación, transporte y comercialización de hidrocarburos.

De las tres áreas, dos limitan con concesiones de Vaca Muerta que fueron dadas por Neuquén, por lo que hay buenas expectativas para el concurso cuyas ofertas se conocerán el próximo 15 de marzo a las 12.

El desarrolló de esos bloques tendrá un fuerte impacto en la economía del Alto Valle Oeste si se confirman las especulaciones productivas de esa zona centradas en la producción de crudo.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Río Negro cerró el 2022 con récord en regalías