Una década de concatenamientos

Como una secuencia del primer Clúster Shale, diez años después se desarrolló el mes pasado en el Espacio Duam de Neuquén la sexta edición de Argentina Oil & Gas Patagonia 2022 con la posta que continuó el Instituto Argentino del Petróleo y el Gas.




Por A. Rubén Etcheverry (*)

Así como los primeros pasos de Vaca Muerta se dan en el país bajo el impulso de GyP en el año 2008 y luego adopta y potencia YPF bajo la conducción de Repsol y posteriormente con YPF pseudo-estatal y demás empresas operadoras, así también los encuentros de promoción y gestión de todo el entramado empresarial vinculado al shale tuvieron su génesis en Neuquén.

Fue así que el primer Clúster Shale se dio lugar en el mismo espacio donde la reciente y exitosa muestra de la AOG, 10 años después, ha superado las expectativas: 11.500 visitantes, 5.150 m2 de superficie con stands, 257 expositores, 531 reuniones en la ronda de Negocios, encuentro con CEOS, conferencias y más de 300 participantes en Jornada Jóvenes Oil&Gas.

Ya en aquel entonces planteábamos la necesidad de desarrollo de conocimiento e innovación local, que las empresas puedan cooperar en aquellos donde la competencia no es eficiente, y la necesaria participación de todos los vectores: academia, empresas, gobiernos, sindicatos, medios.

Así surgieron en aquel entonces los proyectos, aún pendientes, de la Red Azul (red de distribución geográfica de agua industrial para su uso en estimulación hidráulica y posterior utilización cómo red de irrigación), la Fundación Alejandría (Centro de Innovación Tecnológica ad-hoc para Vaca Muerta) y el Corredor Logístico (conformación de un clúster para la mejora, optimización y eficiencia de toda la cadena logística asociada) bajo la consigna: “Shale = Share”: Vaca Muerta es Compartir.

La Expo de este año contó con la participación del flamante súper ministro Massa que vino a ofrecer los anuncios que la industria quería escuchar y ratificar un rumbo. A posteriori lo hemos visto batallar contra los mismos impedimentos que su propio sector le brinda: imposibilidad de aprobar su equipo luego de varias semanas y la imposición de un subsecretario de Hidrocarburos, como portero de Vaca Muerta, cuyas expresiones y actuaciones se encuentran en las antípodas.

La consigna propone que Vaca Muerta es Compartir.

En esta década hemos visto avances y retrocesos en todos los aspectos: cambios súbitos en las normativas que no colaboran en el crecimiento de la industria, regulaciones que no alcanzan a ser permanentes y para que luego se cumplan; se avanzó notablemente en productividad y eficiencia de las operaciones mientras que los problemas macro se agravaron. En las cuestiones de asociatividad y de conformación de verdaderos clústeres hubo pocos avances concretos.

En aquel Clúster Shale nos visitó Mark Papa, presidente del Directorio y CEO de EOG Resources (empresa número uno del Shale en el mundo) que ya entonces a través de su excelente presentación nos “avisó” que en US hacía años que pozos verticales se perforaba sólo el primero de testeo. El resto, en su totalidad, se perforaban con extensas ramas horizontales y varias recomendaciones desde su trayectoria y experiencia que la industria supo aprovechar.

A fines de septiembre de este año, con el “Vaca Muerta Shale Day” en Houston, se sumará un nuevo eslabón en la esta cadena de crecimiento y encuentros, encaminándose Vaca Muerta a convertirse en un jugador exportador de nivel internacional.

(*) A. Rubén Etcheverry, ingeniero y exsecretario de Energía de Neuquén.


Comentarios


Logo Rio Negro
Una década de concatenamientos