Wintershall Dea redobla la apuesta a desarrollos en Latinoamérica

La petrolera focalizó dos de los tres hitos de su último trimestre en Argentina y México. No obstante, el CEO de la firma alertó que Vaca Muerta necesita estabilidad.




La invasión rusa a Ucrania no solo desestabilizó el mercado energético europeo y asiático, sino que las ondas de expansión del bloqueo a Rusia aún se extienden y llevaron a que la principal petrolera independiente de Europa, Wintershall Dea haya redoblado recientemente su apuesta a la diversificación de activos en los que el gran ganador es América Latina, con Argentina y México a la cabeza.

Esta semana la compañía presentó su balance del tercer trimestre en el que mientras la preocupación por el abastecimiento energético europeo crece a la par de las repercusiones por el atentado al gasoducto Nord Stream 2, las buenas noticias se centraron en este lado del Atlántico con dos anuncios de inversión de grueso calibre.

El más reciente no atañe a Argentina, sino a México y se trata del acuerdo que la firma selló para la adquisición del 37% del activo del bloque offshore Hokchi, que seguirá siendo operado por la subsidiaria mexicana de Pan American Energy (PAE), Hokchi Energy.

Pero a la par de ese reciente anuncio, se encuentra la decisión de inversión que en agosto tomó Wintershall Dea junto a sus socios PAE y TotalEnergies para concretar finalmente el proyecto Fénix, en el offshore de Tierra del Fuego.

Fénix es un compromiso de 350 millones de dólares de nuestra parte con Argentina, que considero que es bastante masivo”, sostuvo Mehren en la presentación de la cual participó Energía On.

El proyecto consiste en un nuevo desarrollo en el bloque offshore CMA-1 que está previsto que a partir de 2025 entregue una producción de 10 millones de metros cúbicos de gas natural por día.
Fénix impulsará considerablemente el suministro de gas de Argentina y reducirá aún más la dependencia del país de las importaciones de GNL”, detalló el CEO de la firma.

La apuesta a la diversificación y a América Latina se da en proyectos que se encuadren dentro del plan de reducción de las emisiones de carbono de la operadora y es lo que explica la situación opuesta que se dio en Brasil, en donde la operadora se retiró de los activos el año pasado.

“Decidimos salir de Brasil porque no es estratégico para nosotros. Los proyectos que teníamos eran de largo plazo, eran mayoritariamente proyectos de petróleo y en segundo lugar eran proyectos extremadamente grandes los que teníamos para desarrollar para nuestro tamaño de empresa”, detalló Mehren.

Y precisó que desde la firma “no tenemos planes para retornar a Brasil. Al contrario, estamos en un proceso de descenso de las actividades que todavía tenemos, de una forma muy responsable”.


Vaca Muerta, Argentina y las demoras en los pagos


La apuesta a América Latina, potenciada por la crisis en Rusia donde la firma concentra el 50% de su producción pero no tiene certezas de cuándo podrá retirar dividendos, no implica la firma de un cheque en blanco para la región y menos aún para los desarrollos en Argentina.

Es que consultado por Energía On, Mehren advirtió que si bien la firma forma parte de las operadoras que se sumaron al actual Plan Gas.Ar o Plan Gas 4 que lanzó el gobierno nacional en diciembre de 2020, los problemas de cumplimiento de las normas de parte del Estado ya comienzan a plasmarse justo en medio de las discusiones para abrir el nuevo Plan Gas 5.

“El actual régimen, el Plan Gas 4 es un buen plan y nosotros estamos incluidos y vamos a entregar los volúmenes que habíamos comprometido al gobierno, pero y al mismo tiempo, claro que esperamos poder cobrar el precio que estaba acordado en el Plan Gas 4”.

La frase, en la elegancia alemana, se refiere al atraso en los pagos de la parte del plan que debe cubrir el Estado con subsidios.

El dato

350
millones de euros invertirá la compañía en el proyecto Fénix.

El programa se centró en contratos a 4 años con un precio acordado entre las partes, y la diferencia entre ese precio y el valor que se abona por el gas en el país es lo que Nación debía aportar como incentivo.
El pago se realiza primero sobre el 75% del volumen pactado, y el 25% se debía abonar una vez chequeados los volúmenes efectivamente entregados.

Sin embargo, primero se registraron atrasos en este porcentual diferido, pero ahora incluso hay una mora importante en la liquidación del pago inicial, pese a que los valor pactado en los contratos rondan los 4 dólares y son de los más bajos que hay en todo el mercado del gas a nivel global.

Pero además de esto, Mehren también puso el foco sobre las condiciones que deberían darse para que la petrolera alemana redoble sus trabajos en Vaca Muerta.

“En Vaca Muerta, si estás en una actividad como el shale, shale gas o shale oil, necesitás inversiones contínuas y necesitás también un marco muy estable en Argentina”, indicó.

El CEO de la compañía, Mario Mehren, presentó esta semana el balance trimestral.

Y enfatizó que “necesitás poder confiar en el marco financiero y poder confiar en que no habrá interferencias del mercado de parte del gobierno una vez que estás andando el camino, de lo contrario la gente no se anima a invertir”.

La firma se retiró el año pasado de los bloques que operaba orientados al petróleo pero continúa en un área gasífera de la formación. “Estamos en Vaca Muerta activos en el área Aguada Pichana Este, que está produciendo muy bien y estamos muy contentos con eso”, señaló.

De cara al peso que Argentina podrá tener a futuro en la cartera de proyectos de Wintershall Dea las expectativas pueden ser muchas si, como señaló Mehren, el contexto es el indicado.

“Nosotros lo que hacemos es anunciar una vez que firmamos algo o como hicimos en agosto que comunicamos una vez que tomamos la decisión final de inversión como fue Fénix. Por ahora no hay anuncios más allá de estos. Pero habrán más por venir en el futuro, esperen”, cerró Mehren.


Comentarios


Logo Rio Negro
Wintershall Dea redobla la apuesta a desarrollos en Latinoamérica