Entre Zoom y grietas: la nueva normalidad del Poder Judicial

La pandemia puso a jueces, funcionarios y empleados frente a sus virtudes y defectos. Datos y entretelones para entender lo que viene en Río Negro y Neuquén.





Hall de ingreso al TSJ neuquino. Mañana termina una feria que apenas se notó. Foto: Yamil Regules

La pandemia dejó su marca en los sistemas judiciales de Río Negro y Neuquén.

Casi cuatro meses después de la etapa más rígida de aislamiento social, la actividad en los tribunales provinciales se reactiva con dificultades y a ritmos diferentes.

En Río Negro, las audiencias penales que se realizaron desde el 20 de marzo hasta principios de esta semana fueron 828, un 40% de las llevadas a cabo en el mismo período de la etapa anterior al coronavirus.

En Neuquén, la cantidad de sentencias y resoluciones firmadas entre el 19 de marzo y el 10 de julio apenas duplica -en promedio- a las emitidas solo entre el 1 y el 18 de marzo.

Pero además de las estadísticas, los dos poderes judiciales de la región atravesaron fuertes turbulencias políticas.

En Río Negro, el Superior Tribunal de Justicia tuvo disputas con los colegios de abogados, con legisladores y con el gremio Sitrajur. Los dos primeros sectores reclamaron un regreso más enérgico a la actividad, en tanto que los representantes de los trabajadores aseguraron que la convocatoria al personal se hizo cuando no estaban dadas las garantías mínimas de seguridad en los edificios.

Después de 120 días, en el escenario judicial rionegrino pueden diferenciarse efectos positivos y negativos de la pandemia.

Hay cambios que llegaron para quedarse y están asociados a la digitalización de los procesos.

La Mesa de Entradas digital tuvo más de 40.000 ingresos en las cuatro circunscripciones desde abril y desde la conducción del Poder Judicial aseguran que hay niveles de aceptación importantes entre los operadores del sistema.

Siguiendo esa línea, a partir del 1 de agosto Río Negro será la tercera provincia del país que dará la posibilidad de desarrollar expedientes judiciales íntegramente digitales en todos los fueros.

Ese cambio estaba proyectado para fin de año, pero que se adelantó con la pandemia, por lo que se iniciarán capacitaciones para hacer más eficiente la utilización del sistema.

El otro paso adelante tiene que ver con las audiencias por Zoom. El Poder Judicial adquirió licencias, que se ensamblaron al sistema audiovisual y digital ya existente a partir de la Reforma Procesal Penal. En adelante, el mayor uso de esa herramienta será un beneficio, principalmente para los operadores que no están en ciudades cabecera de cada circunscripción.

Pero también hay grandes perdedores en el mapa judicial rionegrino.

A nivel judicial, el más perjudicado fue el Departamento General Roca, que incluye a las circunscripciones Segunda y Cuarta, con sede en Roca y Cipolletti.

La permanencia en ASPO ubica a esta zona muy lejos de los lugares donde ya rige el Dispo, que ven reanudarse los plazos procesales para todos los fueros y permiten audiencias presenciales, que conviven con las remotas. En Viedma eso ya está ocurriendo y en Bariloche ocurrirá desde el lunes próximo.

Y a nivel fueros, el penal tuvo las mayores complicaciones.

De esas 828 audiencias realizadas en pandemia, el 80 por ciento (669) fueron virtuales.

Los datos proporcionados por la Dirección de Oficinas Judiciales dan cuenta que la formulación de cargos es la audiencia más frecuente, con 200 en total. Le siguen las cuestiones relativas a prisiones preventivas, con 110.

Otro dato relevante es que mediante procedimientos abreviados se lograron 66 condenas.


Cómo será el regreso de los juicios penales


La realización de juicios en el fuero penal fue el tema más complejo para resolver y recién se habilitaron hace tres semanas.

El esquema definido por el STJ y la Procuración General establece que primero se realizarán aquellos que tienen imputados con prisiones preventivas próximas a vencer. Por eso esta próxima semana se hará en Roca el juicio al padrastro de Sofía, la niña de 3 años brutalmente asesinada en Luis Beltrán.

En este punto, Río Negro tomó un camino distinto a Neuquén, que por ley prorrogó las prisiones preventivas. Aquí se tomó la decisión de no prorrogarlas y sí poner en suspenso los juicios por jurados.

Los debates orales serán con medidas sanitarias aprobadas por Salud. Estas normas de prevención tienen en cuenta los estatus de cada región: aislamiento social o distanciamiento social.



Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Entre Zoom y grietas: la nueva normalidad del Poder Judicial