“Es una deuda pendiente de la justicia”

Lo dijo la monja Martha Pelloni, quien organizaba las marchas.



CATAMARCA (Télam).- La impulsora de las 83 Marchas del Silencio que se realizaron por el crimen de María Soledad Morales, la religiosa Martha Pelloni, dijo que el caso por el homicidio de la chica “aún no está esclarecido”, y aseguró que “es una deuda pendiente que tiene la justicia con María Soledad, con la familia Morales y con toda la sociedad catamarqueña”.

La monja, que por la ayer a la tarde participó de los actos que conmemoraron el 15 aniversario de la muerte de la estudiante, dijo que “ante la falta de justicia, la inseguridad siempre está presente”.

Pelloni dijo que “este día (por ayer) debe ser un volver a recordar la memoria histórica”, y agregó que “el futuro de Catamarca siempre se lo debe pensar desde un presente, pero haciendo memoria”.

“Esta memoria debe servir para la juventud, que sabemos que lo que le ocurrió a María Soledad, un poco se ha convertido en el pan nuestro de cada día”, sentenció la religiosa.

Luego expresó que “la noche, la droga, el alcohol, la fiesta son de los jóvenes, entonces debemos preguntarnos cómo debemos preparar a nuestra juventud para que no ocurran estas cosas del estilo de la horrenda muerte de María Soledad”.

“Sabemos que el que tiene más, es aquel que maneja la droga, es aquel que maneja el poder y es aquel que a veces maneja explotando la vida de las personas”, explicó.

Notas asociadas: CASO MARIA SOLEDAD: A 15 años, reclaman castigo a todos los culpables

Notas asociadas: CASO MARIA SOLEDAD: A 15 años, reclaman castigo a todos los culpables


Comentarios


"Es una deuda pendiente de la justicia"