Esperan una aceleración de la inflación en los próximos meses

Los economistas estiman un piso de 3% en septiembre y una suba importante a finales de año. Es por la expectativa de otra devaluación, la suba en combustibles y los acuerdos de paritarias





El precio de los alimentos trepó 3,5% en agosto. Preocupación.

La inflación de septiembre se ubicaría en un piso de 3% y se estima que la espiral de aumento de precios se incrementará en forma importante de aquí hacia fin de año, producto de una previsión de mayor devaluación del peso, incrementos por ajustes de los combustibles y la influencia de algunas negociaciones paritarias.


Ese es el panorama que observan diversos consultores económicos consultados por Río Negro en Buenos Aires, quienes coincidieron en señalar que los precios en septiembre van a sufrir una fuerte suba.


En el caso de la consultora Orlando Ferreres, se estima que en este mes, especialmente después de conocerse un nuevo aumento de los combustibles, la inflación de septiembre se ubicaría en un piso del tres por ciento.


En esa consultora consideran que la aplicación del “supercepo” cambiario provocó otra devaluación, que se trasladará a precios en este mes y en el próximo.


Por su parte, en la consultora Castiglioni-Tiscornia estiman que la inflación de este mes se ubicaría entre un 3 y un 3,3%, debido a una aceleración de los precios a medida que se va recuperando nivel de actividad económica que sale de la cuarentena por el coronavirus.


A la vez, coincide con otras consultoras acerca del ajuste del tipo de cambio y la suba de las naftas como otro de los factores que provocará incremento de precios no sólo en este mes, sino también en octubre y noviembre.


En función de esta situación, los consultores estiman que la estimación de inflación anual otra vez se ubica hacia arriba, después de haberse previsto una pauta menor en función de un costo de vida más bajo observado en julio.


Precisamente, en julio la inflación fue del 1,9 por ciento, pero en agosto ya trepó al 2,7 por ciento, estableciendo un aumento de precios al consumidor acumulado en el año del 19 por ciento.


“Esperamos una aceleración mensual hacia fin de año, consistente con una inflación anual del 37% hacia diciembre”, dice la consultora LCG.



En función de ese número y de la aceleración de precios prevista para la última parte del año, los consultores estiman que la inflación de todo el año se ubicará entre el 35 y 37 por ciento.
Un dato, además, que ha generado preocupación entre los analistas económicos es la inflación mayorista de agosto, la cual se situó en un 4,1 por ciento.


“Lo grave del aumento del costo de vida en este momento es que la inflación que estamos teniendo es terriblemente alta si se tiene en cuenta el nivel de recesión y que las tarifas de servicios públicos están totalmente congeladas”, resaltó el economista y consultor Raúl Ochoa.
Por su parte, la consultora LCG elaboró un informe, en el cual hace una severa advertencia sobre la espiral inflacionaria.


“La incertidumbre que reina en el mercado de cambios reflejada en una brecha creciente y en las medidas adoptadas recientemente por el BCRA reforzando el cepo, podrían anticipar correcciones (preventivas/ especulativas) de precios aun en un contexto de una demanda todavía muy débil. Esperamos una aceleración mensual hacia fin de año, consistente con una inflación anual del 37% hacia diciembre”, expresó la consultora, para concluir resaltando que aparece ambiciosa la pauta inflacionaria del 29 por ciento incluida en el proyecto de Presupuesto para el próximo año.


Comentarios


Esperan una aceleración de la inflación en los próximos meses