Esperas bajo la lluvia y mesas en pasillos en Bariloche

El movimiento de electores fue escaso en el comienzo de las elecciones PASO pero luego se incrementó. Las condiciones meteorológicas son inestables.

Las precipitaciones predominan en la jornada electoral de Bariloche y cerca del mediodía había quejas porque muchas colas de espera para ingresar a votar en las escuelas se debían realizar al aire libre bajo la lluvia.

El movimiento de electores fue escaso en el comienzo de la mañana porque a las 8 cuando abrieron las escuelas la lluvia era intensa en la zona centro y este, y se registraban nevadas en los barrios del oeste y sur.

A media mañana comenzó a incrementarse la participación y a partir del mediodía se registró una mayor afluencia, por eso en muchos casos la espera para ingresar a las escuelas se debía realizar al aire libre y bajo la lluvia, lo que motivó quejas de los electores que cuestionaban porque no se apeló al uso de gimnasios o grandes estructuras edilicias para estos comicios.

Una de las escuelas de Bariloche, con electores en espera al aire libre. Foto: Chino Leiva

En la sede local de la Universidad del Comahue, en el barrio Jardín Botánico, es donde se evidenció mayores inconvenientes cerca del mediodía por la larga fila de electores en la parte exterior del edificio.

La gobernadora Arabela Carreras en diálogo con RN Radio admitió que había malestar en algunos electores por las esperas bajo la lluvia.

Una elección atípica, con barbijo y protocolo especial en la Escuela 266 de la costanera de Bariloche. Foto: Chino Leiva

También en la Escuela 266 en la costanera, la Policía dispuso la espera en el exterior. En ese establecimiento las mesas fueron instaladas en los pasillos a los laterales del hall central, en un reducido espacio. Por eso, se dispuso que no podía haber más de 7 personas en espera en cada mesa en el interior.

En general las elecciones se desarrollan con normalidad. Excepto un pequeño incidente que se solucionó de inmediato en la escuela Amuyén del barrio Virgen Misionera donde la coordinadora de la Justicia Electoral en un primer momento impidió el ingreso de fiscales partidarios por el escaso espacio del establecimiento, lo que finalmente fue solucionado con la intervención de un abogado.

Según estimaciones extraoficiales, antes del mediodía había votado el 20% del padrón electoral de Bariloche.

Para la constancia de no emisión de voto se formaron largas colas en el Centro Administrativo Provincial, donde la Policía de Río Negro concentra ese trámite. La mayoría son turistas que acreditan estar a más de 500 kilómetros de distancia de su lugar de votación.

También ese trámite se realiza en otras dependencias policiales de la ciudad.


Comentarios


Esperas bajo la lluvia y mesas en pasillos en Bariloche