"Esta oportunidad llegó antes de lo que me podía imaginar"

Entrevista



De algo se puede estar seguro. Miguel Caneo no se olvidará más del 15 de enero de 2003. El día de su esperado debut en la primera de Boca Juniors quedará grabado a fuego en una campaña que recién comienza, pero que no tiene techo. Campeón con los "xeneize" en cuarta división después de veinte años e integrante del equipo que ganó el Mundial de clubes en Zurich, el joven jugador roquense está viviendo un momento mágico.

"Tener una oportunidad como la que se presentó es un sueño, llegó antes de lo que me podía imaginar", comentó Caneo.

Fue apenas un rato antes que la delegación de Boca dejará el Hotel Presidente de Salta para trasladarse al estadio donde iba a enfrentar a San Lorenzo de Almagro.

El diálogo con el nuevo enganche de Boca se dio sin dificultades, lo que muestra con qué tranquilidad vivió el plantel de Bianchi las horas previas al primer partido del año.

Otras veces poder sortear el escollo de los telefonistas de un hotel era misión casi imposible.

Cuando ayer a media tarde "Río Negro" pidió por Caneo, a los segundos del otro lado del teléfono se escuchó a Miguel, con un "qué tal, cómo están...".

¿Podés hablar?

- Sí, no hay problemas.

¿Cómo se viven las horas previas al debut?

- Estoy tranquilo, casi ni tuve tiempo de ponerme nervioso. Arrancamos tempranos, porque nos vinimos en un vuelo charter desde Tandil. Almorzamos y nos fuimos a dormir la siesta.

¿Hubo charla técnica?

- No. Creo que la dará antes de salir para la cancha.

¿Te habló Bianchi?

- Aún no me comentó nada, pero que se queden tranquilo porque no estoy nervioso.

¿Cómo los recibieron los salteños?

- Fue espectacular. Mucha gente en el aeropuerto. También en el hotel. Lo que puede Boca, es algo asombroso.

Después, fue casi un monólogo del "pibe", a quien en todo momento se lo notó muy tranquilo.

"No me sorprendió estar entre los integrantes de la lista que iban a realizar la pretemporada en Tandil, pero si me llamó la atención que Bianchi me puso varias veces en el equipo titular en las prácticas, como enganche, con mucha libertad para moverme y llegar al gol", apuntó "Miguelito", quien tiene buena onda con los más grandes del plantel de Boca, tal el caso de Raúl A. Cascini y Rolando Schiavi.

"Me llevo bien con todos, pero hablé mucho en los últimos días con Cascini. Incluso, ayer (por el pasado martes) estábamos en un baño de inmersión y me contaba que cuando llegó a primera lo hice en base a meter. "Pibe tenés que estar tranquilo, porque vos sabés jugar al fútbol", me lo apuntó entre risas, pero me dejó conforme. Se nota que me tienen confianza.

¿Anduviste bien en los partidos de práctica.

- Sí. Hice goles en casi todo. Siempre me puso como enganche. Es más, una vez hasta me probaron en la posición de Diego (por Cagna), nada menos.

¿Esperabas debutar tan rápido?

- Hace tres años que trabajo para esto, pero no. Se dio la oportunidad. Creo que me lo merezco por todo el esfuerzo que hice.

¿Hubo alguna señal de Bian-chi?

- Sí. Me dio muchos minutos en las prácticas, se lo conté a mi papá, me veía venir algo importante. La verdad, arranqué bien el año. Quiero lograr un lugar en el plantel profesional, o al menos tener muchos minutos en la reserva. Hay que estar atento...

Raúl Bernal

rbernal@rionegro.com.ar


Comentarios


"Esta oportunidad llegó antes de lo que me podía imaginar"