Estados Unidos en picada

El tenis estadounidense completó ayer la peor actuación de su historia en el Abierto de Francia, donde ninguno de sus ocho varones en el cuadro principal fue capaz de avanzar a la segunda ronda.

El triunfo del argentino Diego Hartfield ante Robby Ginepri, por 6-4, 1-6, 5-7, 6-4 y 6-2 terminó de redondear la debacle.

Entre el domingo último y el pasado martes siete estadounidenses habían sido eliminados en el debut, entre ellos Andy Roddick, número tres del mundo.

La situación es muy diferente en el cuadro femenino, donde Serena Williams, campeona del Abierto de Australia, encabeza el grupo de jugadoras estadounidenses.


Comentarios


Estados Unidos en picada