Estafas con autos: Reconocieron a los Montecino en las escuchas telefónicas

La defensa de uno de los seis acusados reconoció que se trató de la voz de su cliente en uno de los audios. Similar ocurrió con una linea telefónica. Se trata de una banda que se dedicaba a estafar con autos rotos o con problemas registrales.



Con testimonios de personal de la Brigada de Investigaciones, que realizaron las escuchas en las intervenciones telefónicas que fueron ordenadas en el marco del proceso, continuó este martes el debate oral y público en el cual se juzga a seis personas por los delitos de asociación ilícita, estafas reiteradas y coacción que se lleva adelante en contra de los Montecino.

Este martes declararon dos integrantes de la Brigada, y expusieron sobre el contenido de las grabaciones, en las que los acusados mantenían distintas conversaciones y exponían la forma en la cual realizaban las estafas con automóviles.

En uno de los audios, la que la defensa de uno de los acusados aceptó que quien hablaba en los diálogos reproducidos en la audiencia era su cliente.

La otra persona que declaró explicó cómo logró confirmar la identidad del acusado, utilizando información que aportaba en las conversaciones cotidianas que mantenía con familiares o conocidos. Aquí también se realizó una convención probatoria entre la fiscalía y la defensa, y se aceptó que el usuario de la línea telefónica era uno de los acusados.

En un momento de la exposición, los uniformados reprodujeron audios en los que los acusados mantenían contacto con los denunciantes y los damnificados efectuaban reclamos por inconvenientes con los vehículos adquiridos.

Este miércoles termina la etapa de declaraciones con el testimonio del otro integrante de la Brigada de Investigaciones.

Según la acusación del Ministerio Público Fiscal, las seis personas acusadas pertenecían a una asociación ilícita que se dedicaba principalmente a la realización de estafas mediante la compraventa de vehículos con problemas mecánicos o de registración.

Reclamos para que las escuchas no sean aceptadas como prueba

El planteo de la defensa técnica de los acusados, que solicitó que los archivos digitales en los que fueran grabadas las intervenciones telefónicas no ingresen al debate y no puedan ser valorados, fue rechazado por el Tribunal en una resolución por mayoría.Los jueces Guillermo Baquero Lazcano y Álvaro Meynet sostuvieron que la prueba había sido correctamente ofrecida y que debían ingresar al juicio. Los magistrados coincidieron además en que las evidencias estuvieron a disposición de la defensa, más allá del lugar de resguardo en donde se hubieren hallado.Baquero Lazcano, Presidente del Tribunal y a cargo del primer voto, sostuvo que en caso de haber querido obtener una copia de las grabaciones deberían haberlas solicitado. En este punto y recordando una resolución anterior que dispuso el rechazo del ingreso de grabaciones de los reconocimientos en ruedas de personas, aclaró que las intervenciones telefónicas y las ruedas de reconocimiento tienen naturaleza distintas porque las primeras deben ser consideradas evidencias y por ende deben ser validadas por los testigos, mientras que las últimas resultan ser anticipos jurdisdiccionales de prueba por lo que ingresan, tras su ofrecimiento, de forma directa al debate.El Juez Álvaro Meynet consideró, igual que con las ruedas de reconocimiento, que las pruebas habían sido debidamente ofrecidas y admitidas por la magistrada a cargo del Control de Acusación, por lo que podían ser reproducidas y valoradas por las partes. Por su parte, la Jueza Sonia Martín, votó en disidencia y consideró que se debía hacer lugar a la solicitud del abogado particular Juan Vincenty y que por ende las grabaciones no debían ser escuchadas durante el juicio.


Comentarios


Estafas con autos: Reconocieron a los Montecino en las escuchas telefónicas