“Este año habrá que hacer las correcciones que postergó el Covid”

Entrevista con Federico Vacalebre, economista

Comienza un año cargado de expectativas respecto al potencial de recuperación que pueda tener la economía nacional, luego del derrumbe que dejó el 2020. En diálogo con PULSO, el economista Federico Vacalebre anticipó que este año será tanto o más difícil que el anterior, en tanto habrá que encarar las correcciones macroeconómicas que fueron postergadas por la pandemia.

PREGUNTA: ¿Cuál es su perspectiva de lo que dejó 2020?
RESPUESTA: Por cuestiones externas que son de público conocimiento y a tono con lo que sucedió en todo el mundo, el balance del año pasado es negativo. Nosotros ya arrastrábamos dos años de recesión muy fuerte. Los datos sobre caída en el nivel de actividad e incremento del desempleo en el tercer trimestre son muy crudos, lo que demuestra que las restricciones por cuestiones sanitarias aún hoy golpean la economía.

P: ¿Qué espera del año 2021?
R: Estimo que se avecina un año igual o aún más complicado que el anterior, porque habrá que corregir en la macro todas las cosas que no se pudieron corregir en 2020, y algunas que incluso se agudizaron. No son correcciones que se puedan lograr de un día para el otro. Será un año desafiante, con dos variables clave. Por un lado el dólar, que hoy está estabilizado por cuestiones internas y externas. A nivel interno la intervención del BCRA está funcionando y evitó que la liquidez vaya a parar al contado con liquidación, y a la vez, por una cuestión estacional, hay una caída en la demanda de dinero. En el plano externo a la vez hay una caída del valor del dólar producto de la expansión monetaria que hubo no solo en Argentina, sino en todo el mundo. La otra variable determinante será el acuerdo con el Fondo Monetario por los u$s 44.000 millones que tomó la gestión anterior, que podría darse entre marzo y abril.

P: ¿Cuáles son las variables macroeconómicas a estabilizar?
R: Definitivamente la emisión monetaria es lo primero que hay que estabilizar. Hay billetes de determinada denominación que han crecido 200% en términos de circulante. Lo importante es que cuando la demanda de dinero empiece a caer, una vez que se hayan abonado los aguinaldos, que hayan pasado las fiestas, el BCRA que en este tiempito recuperó algo de reservas, articule la forma de absorber el sobrante de pesos, lo que seguramente significará tocar la tasa de interés. Esto último sin duda impacta sobre el nivel de actividad. Sin duda la inflación es un problema enorme, íntimamente ligado al exceso de emisión. El tipo de cambio es otra de las variables a corregir. Y lógicamente una vez que las restricciones se acaben, habrá que atacar otro tipo de fundamentals, como el nivel de actividad y el desempleo.

Lo que posiblemente pida el FMI será lo de siempre. No creo que existan sorpresas. Austeridad fiscal y estabilización macroeconómica.

P: ¿Cree que alguna de esas cosas forma parte de la agenda económica del gobierno?
R: Me parece que a nivel interno dentro del gobierno ya no se discute si se va a hacer un ajuste o no, en términos de estas variables que mencionamos. Lo que se discute es en qué medida y a qué velocidad.

P: En términos reales el precio del dólar no luce atrasado ¿A qué se debe la presión devaluatoria?
R: El factor monetario sin duda juega un rol importante. En una circunstancia como esta, todos los países del mundo emiten. Como mencionaba antes, la apreciación global del dólar favorece a los emergentes, y la presión devaluatoria de hoy no es tanta justamente porque tenes al lado a Brasil que no está devaluando como lo hubiese hecho en otro momento ante circunstancias parecidas. Considero además que la presión sobre el tipo de cambio hoy, ya no es la misma que había en octubre. Por ello en realidad la cotización libre cayó desde los máximos de fines de octubre. El desafío es futuro, cuando haya que corregir los desequilibrios en cuanto a la cantidad de dinero que está en la calle.

P: ¿Qué cree que pedirá el FMI antes de un posible acuerdo?
R: Lo que posiblemente pida el FMI será lo de siempre. No creo que existan sorpresas. Seguramente sobre la mesa existirá un pedido de austeridad fiscal, y de estabilización respecto a las principales variables de la macroeconomía. No hay margen para hacer otra cosa. El gobierno es consciente de ello, y existen fricciones políticas a nivel interno en el gobierno, que serán determinantes. La reforma de la movilidad jubilatoria fue un guiño al Fondo, pero dudo que eso solo sea suficiente para lograr que el acuerdo se cierre, con seguridad pedirán mucho más.

PERFIL

Federico Vacalebre es Magíster en Economía Aplicada (UCA), Magíster en Comercio Internacional (USAL), Licenciado en Administración de Empresas y Licenciado en Comercialización (UADE).

Participa de programas internacionales en The London School of Economics y en Frankfurt School.

Se desempeña en la Gerencia de Marketing del Banco de la Nación Argentina, es titular de HSV Consultores y Profesor en UCEMA y UP.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


“Este año habrá que hacer las correcciones que postergó el Covid”