Evo defiende a funcionario acusado de corrupto



LA PAZ (AFP) – El presidente Evo Morales sostenía contra viento y marea a uno de sus hombres de confianza, Jorge Alvarado, acusado de corrupción, luego de que una investigación de la Contraloría aportara más pruebas sobre irregularidades en la petrolera estatal YPFB, que él dirige.

Luego de que la Contraloría también detectara “indicios” de responsabilidad en la conducta de Alvarado, que intentó poner en marcha un contrato de canje de crudo por diésel que tenía irregularidades, el mandatario dijo que se tomará el fin de semana para analizar la situación.

De haberse consumado, el trueque habría provocado pérdidas por 38 millones de dólares al erario público, según la Superintendencia del sector, que frenó la iniciativa de Alvarado.

Una fuente del Palacio de Quemado (presidencial), que pidió el anonimato, confió que el imputado será removido durante el fin de semana.

Una auditoría del ministerio de Hidrocarburos, cabeza de sector y que tiene a YPFB bajo su jurisdicción, encontró en la actuación de Alvarado “indicios de responsabilidad administrativa” a principios de semana. A esto se sumó la Controlaría que además halló en los papeles un intento de Alvarado para sellar la operación con la empresa brasileña Iberoamérica.

La Contraloría reveló que el contrato con la firma brasileña consignaba una cláusula que garantizaba “que toda información y/o datos intercambiados entre ellas, durante la vigencia de este contrato y de manera posterior a la fecha de su terminación, será considerada como confidencial”. Este ingeniero geólogo se unió a fines de los 90 a Morales cuando éste lideraba un movimiento de resistencia a la erradicación de sembradíos de los cocaleros bolivianos. Sin proponérselo, Alvarado se ha convertido en el caballo de Troya que alimenta los ataques de la oposición contra el mandatario izquierdista.


Comentarios


Evo defiende a funcionario acusado de corrupto