Ex trabajadores buscan reactivar la planta de faena de Jacobacci

El frigorífico matadero permanece sin actividad desde hace 3 años. Los "ex trabajadores" formaron una cooperativa e impulsan la reactivación del este  matadero que tuvo transito federal. Actualmente un gran porcentaje de la carne que se consume en la ciudad proviene de faena clandestina.





1/4
Ex trabajadores de la carne formaron una cooperativa y buscan reactivar el frigorífico. (Foto: José Mellado)

Ex trabajadores de la carne formaron una cooperativa y buscan reactivar el frigorífico. (Foto: José Mellado)

2/4
Hay que realizar algunas adecuaciones para dejar operativa la planta de faena. (Foto: José Mellado)

Hay que realizar algunas adecuaciones para dejar operativa la planta de faena. (Foto: José Mellado)

3/4
En plena zafra 2017, la planta se faenaban unos 900 ovinos diarios. (foto: José Mellado)

En plena zafra 2017, la planta se faenaban unos 900 ovinos diarios. (foto: José Mellado)

4/4
Los ex trabajadores de la carne buscan reactivar "su matadero". (Foto: José Mellado)

Los ex trabajadores de la carne buscan reactivar "su matadero". (Foto: José Mellado)

La planta de faena de Jacobacci muestra signos de recuperación. Después de tres años de inactividad, los ex trabajadores de Carnes Rionegrina, que concesionó la planta durante casi dos décadas, formaron una cooperativa con la firme intensión de recuperar esta planta de faena que fue modelo en la Región Sur rionegrina y llegó a tener transito federal.

Por otro lado, se gestionan recursos para poder recuperar algunas dependencias para que pueda operar.

“Tenemos el sueño de poder recuperar este lugar que es nuestro. Algunos de nosotros han trabajado 17 años.. otro menos, pero la idea es volver a poner en funcionamiento este matadero que fue nuestra fuente de trabajo. Es el objetivo que nos hemos propuesto” señaló Julio Fermín, quien preside la cooperativa La Unión 23, forma por trabajadores de la carne.

A Fermín lo acompañan en la consejo de administración, Micaela Montecinos (vicepresidente), Julio Sayueque (Tesorero), Marcelo Lobos (Secretario), Edgardo Donadío (Síndico Titular) y Pedro Muñóz (Síndico Suplente), quienes se capacitaron y actualmente esperan la matrícula del INAES.

El hombre, quien durante los últimos tres años se convirtió en “custodio” de los bienes que posee la planta de faena, trabajando el primer año ad honorem y luego cobrando una beca municipal, afirmó que la idea de armar una cooperativa surgió hace unos tres meses atrás con el objetivo de recuperar la planta de faena, no solo como fuente laboral, sino además ante la necesidad que tiene Jacobacci y la Región Sur de contar con instalaciones de estas características funcionando.

El entusiasmo y las esperanzas de los trabajadores, son alimentadas desde la Sociedad del Estado, creada en el 2001 con el objetivo de administrar la planta de faena. Este organismo, integrado por autoridades municipales y productores, entre otros actores, logró regularizar su situación, y gestiona fondos que permitan restaurar instalaciones eléctricas, desagües y manpostería, entre otras cosas, para dejar “operable” el lugar, en principio, para la faena local y regional.

Los trabajadores admitieron que no fue fácil poder subsistir durante los tres años de inactividad del matadero. Cada uno de ellos buscó la manera de seguir adelante “haciendo changas” o con trabajos informales. Rescataron el apoyo de sus familias y amigos para seguir adelante, y para encarar este nuevo desafío.

“En la historia de este matadero se jubilo una sola persona. Nos gustaría tener el orgullo de poder hacer lo mismo. Somos vamos los trabajadores que apostamos a eso. Ojala podamos hacerlo” señalaron.

CAPACIDAD OPERATIVA

La planta de faena de Jacobacci comenzó a funcionar en diciembre de 2001, concesionada por la empresa barilochense Frigorífico Arroyo. Luego, la concesión se transfirió a Carnes Rionegrina quien estuvo al frente del emprendimiento hasta marzo de 2018, aunque había dejado de faena varios meses antes.

En el marco de un conflicto con los trabajadores, municipio y organismos de control, la empresa se fue y 24 operarios quedaron en la calle.

Desde entonces, los ex trabajadores sueñan con recuperar “su matadero” y tiene cifradas esperanzas en lograrlo.

Juio Sayueque, recuerda que “la planta llegó a faenar 900 ovinos y dos jaulas de vacunos por día. Ojala podemos poner en movimiento nuevamente este matadero y llegar faenar, aunque sea la mitad de esos animales”.

La reactivación del matadero también es un anhelo de la comunidad ya que una gran porcentaje de la carne que se consume en la ciudad proviene de faena clandestina.


Comentarios


Ex trabajadores buscan reactivar la planta de faena de Jacobacci