Falleció la mujer baleada y su ex se negó a declarar

Le imputarán el delito de femicidio y podría ser condenado a perpetua.

NEUQUÉN (AN).- Mónica Huircaleo, la mujer que recibió un balazo en la cabeza el jueves, murió ayer al mediodía. En tanto su expareja, único sospechoso del ataque, fue acusado ayer formalmente por el hecho y se negó a declarar ante la justicia. Las pruebas en contra del detenido, de 19 años, son declaraciones de testigos presenciales, el arma utilizada y una cápsula. Su situación procesal es muy comprometida. También habría elementos para demostrar que el joven disparó en forma directa contra Huircaleo, de 33 años, con la cual había mantenido una relación sentimental hasta hacía un tiempo. El móvil habría sido su disgusto porque ella formó una nueva pareja y no quería volver con él. El hecho ocurrió el jueves a la 1 de la madrugada en una toma ubicada al final de la calle Moritán, detrás de la cancha del club Maronese, en el barrio Melipal de esta capital. Huircaleo estaba con su actual novio y unos amigos cuando se encontraron con el ahora imputado. Se produjo entonces una discusión y el joven extrajo un arma de fuego calibre 22 con la cual efectuó varios disparos. Uno de los balazos ingresó por el maxilar de la mujer y salió por el cráneo, provocándole lesiones irreversibles. El agresor escapó. Mientras Huircaleo era llevada de urgencia al hospital Heller y luego al Castro Rendón, la policía comenzó a buscar al sospechoso, basándose en las declaraciones de los testigos presenciales. Lo encontró poco después y lo detuvo. También secuestró el arma que habría utilizado y un casquillo en el lugar del hecho. Estos elementos serán peritados por Criminalística. Mónica estuvo internada con muerte cerebral hasta que ayer a las 13:30 falleció. Era donante de órganos, de modo que se realizó el operativo de ablación. Poco antes de que se produjera su fallecimiento, el juez Mauricio Zabala indagó al detenido, quien se negó a declarar. Lo acusó de tentativa de homicidio, pero deberá citarlo nuevamente para acusarlo de femicidio, un delito que se sanciona con pena de prisión perpetua. En la investigación interviene el fiscal Ignacio Di Maggio, quien le pasará las actuaciones a la fiscal de Delitos de Género, Soledad Rangone, según se informó.


Comentarios


Falleció la mujer baleada y su ex se negó a declarar