Falló otra vez la débil red eléctrica cordillerana

Una tormenta de lluvia y viento afectó el abastecimiento de El Bolsón desde la provincia de Chubut. Y Bariloche tuvo un breve corte general por una falla en la estación transformadora Alicurá.



El temporal fue fuerte en el norte cordillerano de Chubut y se extendió hacia la provincia de Río Negro.

El temporal fue fuerte en el norte cordillerano de Chubut y se extendió hacia la provincia de Río Negro.

Vientos muy fuertes y lluvias localmente intensas fueron suficientes para poner otra vez en evidencia la debilidad de la red eléctrica de la zona sur cordillerana de Río Negro y Neuquén. El sábado El Bolsón se quedó durante horas sin suministro desde Chubut, y Bariloche (y San Martín de los Andes y la Línea Sur) sufrieron un apagón de apenas minutos que se extendió un poco más por las maniobras de reconexión.

Se mezcla la falta de inversiones con una escasa planificación regional. No es la primera vez que ocurre que la falta de un tendido confiable y la existencia de un único abastecimiento provoca cortes en plena temporada turística.

El sábado El Bolsón vivía otro día de feria artesanal, el gran atractivo de la ciudad que convoca a miles de turistas, aun los que se hospedan en localidades cercanas. La lluvia empujó a todos a bares, heladerías y restaurantes, pero sin energía eléctrica se complicó la atención (no hubo heladeras ni máquinas de café ni cobro con tarjetas).

Rápido

7 minutos
estuvo interrumpido el sábado el suministro eléctrico desde la estación transformadora Alicurá.

Fue, para colmo, en el mediodía del sábado de la transición entre el primero y el segundo mes de una temporada de verano con muchos turistas y poco gasto.

El problema fue en Chubut, desde donde llega la línea de media tensión (33 kilovoltios, kV) que abastece a El Bolsón. La instalación es mala y vulnerable, pero pertenece a la provincia de Chubut: no va a invertir para darle seguridad en el abastecimiento de una ciudad rionegrina.

Edersa suplió la falta de provisión desde el sur con generación propia en su central térmica. Buena parte de la ciudad recuperó el servicio unas dos horas más tarde.

Bariloche, San Martín de los Andes, Junín de los Andes y el oeste de la Línea Sur rionegrina dependen de una misma fuente de abastecimiento: una estación transformadora (de 500 a 132 kV) en Alicurá.

Una línea parte hacia Pilcaniyeu y se bifurca (en 132 kV a Bariloche y en 33 kV a la Línea Sur), y la otra hace lo mismo en Pio Protto, desde donde se abastecen Junín y San Martín de los Andes.

Por el temporal, pasadas las cinco de la tarde salió de servicio la estación transformadora Alicurá e inmediatamente toda la región abastecida desde allí quedó sin suministro. El corte duró 7 minutos, según Cammesa (autoridad del despacho eléctrico nacional), pero se debieron realizar las maniobras de reconexión, lo que extendió un poco más la contingencia.

Hay una segunda línea de abastecimiento a Bariloche planificada y hasta anunciada varias veces, pero jamás construida.


Comentarios


Falló otra vez la débil red eléctrica cordillerana