Familiares de una víctima de Allen se manifestaron por el juicio contra sus agresores

La Justicia realizó este miércoles una instancia abreviada para determinar las responsabilidades en el crimen de Fernando Rojas, asesinado en diciembre último. Sus parientes rechazaron la instancia, porque sostienen que no hubo aval de su parte para que la Fiscalía adhiera a esa posición.



Los familiares de Rojas recorrieron los medios para expresar su malestar.
(Foto: César Izza)

Momentos de tensión se vivieron este miércoles en la Ciudad Judicial de Roca durante una audiencia por juicio abreviado, en el marco de la investigación por el asesinato de Fernando Rojas, un joven allense que fue apuñalado la madrugada de Navidad del año pasado. Sucede que los familiares del fallecido se manifestaron en disconformidad con la aceleración de la instancia de sentencia, y sostuvieron que querían la realización de un juicio extendido con la presencia de los testigos.

Motivo de ello se generó un ambiente de extrema incomodidad en la sala, mientras se celebraba la instancia donde estaban presentes el fiscal Luciano Garrido y la defensora pública penal Mariana Serra junto al tribunal. “Después de tantas audiencias que tuvimos con Garrido, confié en él. Pensé que esto iba a ir a juicio, porque ayudamos mucho a la causa. Después de siete meses, el lunes nos enteramos que posiblemente iba a haber un juicio abreviado”, explicó Silvia Blanco, hermana de Rojas.

Para llegar a ello, las partes deben estar de acuerdo en este punto; de hecho, se estima que a ese arreglo llegaron tanto la Fiscalía como querellante y la defensora de los imputados, quienes con anterioridad habían reconocido la autoría del ataque. Sin embargo, los familiares de Rojas declararon que se habían apoyado en Garrido ante la falta de acceso a un asesor letrado, ya que no podían sostenerlo económicamente, y por eso le solicitaron que se vaya a un juicio. “Para nosotros era imposible tener un representante, así que por eso nos concentramos más en el fiscal” señaló la hermana.

Finalmente, hoy se encontró penalmente responsables por el asesinato a los hermanos Adrián y Jonathan Flores por homicidio simple, que implica una pena de prisión de ocho años. Para eso, el tribunal tuvo en cuenta el secuestro de la vestimenta de los imputados, los informes del forense y de la Comisaría 6ta de Allen, el testimonio de varios testigos presenciales y el informe de una Cámara Gessell, entre otras pruebas recopiladas.

Rojas murió el 27 de diciembre de 2018. (Foto: archivo)

“Se consideraba que esto podía ser una riña callejera, pero las evidencias ya estaban. Como ellos fueron los primeros que se investigó quedó como que ellos eran los culpables” agregó Blanco. Por su parte, desde la Fiscalía entendieron que hubo aval para llevar adelante la instancia; “luego de escuchar a la familia de la víctima y de tener su consentimiento, se propuso al Tribunal la concreción de este juicio” sostuvo Garrido en la audiencia.

Fernando Rojas murió el 27 de diciembre del año pasado, luego de agonizar durante dos días en el hospital Francisco López Lima. Allí llegó luego de recibir dos puñaladas, que le produjeron daños en el hígado, el abdomen y la zona lumbar izquierda.

El Dato

8 años
De prisión recibieron como condena los dos hermanos, quienes asumieron haber cometido el crimen de Rojas.

De acuerdo al relato de los hechos, el ataque ocurrió el 25 de diciembre entre las 2:30 y las 3 de la madrugada. Rojas vivía en el barrio Costa Blanco de Allen, donde un grupo de personas se acercó al domicilio y con quienes la víctima tuvo una discusión. En ese contexto, uno de los imputados le asestó una puñalada con un cuchillo que llevaba encima, mientras que el segundo acusado hizo lo propio con otro arma blanca. Motivo de esas heridas, Rojas falleció horas después.

La familia de la víctima había realizado varias manifestaciones previas a la resolución del caso, bajo el pedido de justicia. Entonces también reclamaban el traslado de los dos detenidos, que habían quedado alojados en la Comisaría 6ta de Allen y no en el Penal de Roca, donde fueron llevados con posterior destino.-


Comentarios


Familiares de una víctima de Allen se manifestaron por el juicio contra sus agresores