Francisco apuntó contra los sindicatos que "se corrompen": "se transforman en pseudo patrones"




El papa Francisco pidió a la Organización Internacional del Trabajo (OIL) y a las autoridades competentes, que busquen soluciones para salir de la actual crisis laboral. En el mensaje que se difundió a través de un video apuntó a seguir "buscando el bien común", dando prioridad, a la hora de dar respuestas concretas, "a los trabajadores que se encuentran en los márgenes del mundo del trabajo" y que todavía se ven afectados por la pandemia del Covid-19. A su vez, apuntó contra los sindicatos que dejan de "dar la voz a los que no la tienen".

En ese marco, el Papa se refirió especialmente a "los trabajadores poco cualificados, los jornaleros, los del sector informal, los trabajadores migrantes y refugiados, los que realizan lo que se suele denominar el trabajo de las tres dimensiones: peligroso, sucio y degradante, y así podemos seguir la lista".

Respecto a los sindicatos, invitó a los dirigentes de las asociaciones de trabajadores "a que no se dejen encerrar en una 'camisa de fuerza', a que se enfoquen en las situaciones concretas de los barrios y de las comunidades en las que actúan". Comparando con las escrituras bíblicas, reflexionó que "el movimiento sindical enfrenta dos desafíos trascendentales: El primero es la profecía, y está relacionada con la propia naturaleza de los sindicatos, su vocación más genuina (...) nacen y renacen cada vez que, como los profetas bíblicos, dan voz a los que no la tienen, denuncian a los que “venderían al pobre por un par de chancletas”, como dice el profeta (Amós 2,6)". Pero cuestionó que "cuando un sindicato se corrompe, ya esto no lo puede hacer, y se transforma en un estatus de pseudo patrones, también distanciados del pueblo".

En sus palabras, el Santo Padre pidió hoy "garantizar que la asistencia social llegue a la economía informal" golpeada por los efectos del coronavirus, al tiempo que lamentó el "aumento" de la pobreza y el desempleo por la falta de medidas a nivel mundial durante la pandemia".

"Muchos migrantes y trabajadores vulnerables junto con sus familias, normalmente quedan excluidos del acceso a programas nacionales de promoción de la salud, prevención de enfermedades, tratamiento y atención, así como de los planes de protección financiera y de los servicios psicosociales (...) Es uno de los tantos casos de esta filosofía del descarte que nos hemos habituado a imponer en nuestras sociedades",

denunció Bergoglio.

En especial, el Papa afirmó que "las mujeres de la economía informal, incluidas las vendedoras ambulantes y las trabajadoras domésticas, sienten el impacto del Covid-19 bajo muchos aspectos: desde el aislamiento hasta la exposición extrema a riesgos para la salud".

"A veces, al hablar de propiedad privada olvidamos que es un derecho secundario, que depende de este derecho primario, que es el destino universal de los bienes",

retomó el pontífice según lo expuesto en su encíclica de 2020 "Fratelli tutti".

- El texto completo del mensaje, acá -

Agencia Télam.


Comentarios


Francisco apuntó contra los sindicatos que «se corrompen»: «se transforman en pseudo patrones»