Francisco llama a una cumbre sobre los abusos en la Iglesia

Convocó a titulares de los episcopados de todo el mundo para febrero en la Santa Sede con el fin de prevenir la pedofilia. Sus reformas enfrentan fuerte ofensiva de sectores conservadores.



#

El papa Francisco. Los conservadores lo acusan de haber protegido a un cardenal de EE. UU. sospechado de abusos sexuales.(Foto: ap )

El papa Francisco convocó para febrero de 2019 a una reunión en el Vaticano de todos los presidentes de Conferencias episcopales para tratar el tema de “la protección de los menores”, anunció ayer la Santa Sede.

Desde hace meses, el papa Francisco se enfrenta a una crisis sin precedentes por las continuas revelaciones de escándalos de abusos sexuales, en varios países, en particular Australia, Chile y Estados Unidos. Ayer se conocieron miles de casos en Alemania. La Conferencia episcopal alemana reconoció que se sentía “consternada y avergonzada” (Ver aparte)

Un ex embajador de la Santa Sede, monseñor Carlo María Vigano, llegó a pedir la dimisión del papa en agosto, tras acusar a Francisco de haber protegido durante cinco años al cardenal estadounidense Theodore McCarrick, sospechoso de agresiones sexuales a seminaristas y clérigos.

El papa tiene previsto recibir hoy a los principales miembros de la Conferencia episcopal estadounidense: su presidente, el cardenal Daniel DiNardo, su vicepresidente, monseñor José Horacio Gómez y su secretario general, monseñor Brian Bransfield.

Estará presente igualmente el arzobispo de Boston, Sean O’Malley, presidente de la Comisión pontifical para la protección de menores.

La comisión de O’Malley ya había advertido el domingo que la lucha contra los abusos a menores debía ser la “prioridad” de la Iglesia católica.

El lunes, en una declaración inhabitual, el “C9” –el consejo de cardenales que asesora al papa en la reforma del Vaticano– mencionó una reflexión sobre la estructura y composición de ese órgano creado por Francisco poco después de su elección, en 2013, señalando “la edad avanzada de algunos de sus miembros”.

Una portavoz de la Santa Sede, que presentó este miércoles los resultados de la reunión del “C9”, no señaló ningún cambio inmediato en la integración de este Consejo.

Pero todas las miradas se centran en el chileno Francisco Javier Errazuriz, de 85 años, acusado de haber hecho oídos sordos ante las víctimas de la pedofilia por parte de sacerdotes en su país, y en el australiano George Pell, de 77, quien enfrenta cargos judiciales por agresiones sexuales contra niños en su país.

Recientemente, el papa aceptó la renuncia de monseñor Juan José Pineda, obispo auxiliar de Tegucigalpa, capital de Honduras, cuyo nombre aparece implicado en diversos asuntos de índole sexual. Monseñor Pineda era considerado la mano derecha del cardenal hondureño Óscar Maradiaga, quien está al frente del “C9”.

Todos los miembros actuales del Consejo tienen “agendada” la fecha de la próxima reunión, prevista para el 10 y 12 de diciembre, dijo la portavoz del Vaticano, Paloma Ovejero.

El Vaticano aseguró el lunes que publicará unas “aclaraciones” sobre los virulentos ataques de Vigano contra el papa, pero la portavoz no quiso dar detalles sobre una fecha.

Miles de casos

en Alemania

Un informe sobre abusos sexuales en la Iglesia alemana detalló 3.677 casos cometidos por sacerdotes entre 1946 y 2014.

Los diarios “Spiegel Online” y “Die Zeit” dieron a conocer un informe encargado por la Conferencia Episcopal Alemana que dice que más de la mitad de las víctimas tenían 13 años o menos y la mayoría eran varones. Uno de cada 6 casos fue una violación.

Un exembajador de la Santa Sede llegó a pedir la dimisión del papa en agosto, tras acusar a Francisco de haber protegido a un cardenal estadounidense.

Datos

Un exembajador de la Santa Sede llegó a pedir la dimisión del papa en agosto, tras acusar a Francisco de haber protegido a un cardenal estadounidense.

Comentarios


Francisco llama a una cumbre sobre los abusos en la Iglesia