Frenan acueducto, casi listo, por reclamos de servidumbre




Una inesperada complicación obligó a suspender la casi concluida y millonaria obra de construcción de un acueducto para esta ciudad, pensado para satisfacer la demanda por los próximos diez años, como consecuencia de la imposibilidad de llegar a acuerdo con vecinos que exigen servidumbre de paso.

La obra, con una traza de más de 3.000 metros, cuenta con un avance del 94%, pero no puede continuar debido a la negativa de los dueños de terrenos particulares a otorgar el permiso para atravesar sus propiedades.

La municipalidad negocia con los propietarios para que autoricen el paso y, de hecho, ya ha habido arreglo en uno de los casos, pero la cerrada negativa de otros impuso la decisión de paralizar los trabajos hasta nuevo aviso.

Así lo indicó en declaraciones a este diario y la Radio Nacional el gerente técnico de la Cooperativa de Agua Potable y Saneamiento, Alejandro Echániz, quien explicó que sólo faltan completar 600 metros desde el río Quilquihue hasta la parte alta de Ruca Hue, para poner el acueducto en marcha.

“El conflicto surge dado que la calle de ingreso al barrio es una cesión de tránsito otorgada por los dueños originales de los terrenos hace unos 50 años, y si bien pasan por allí las redes de servicios, se inició un trámite de servidumbre de índole municipal y aún no se arribó a un acuerdo definitivo con los propietarios”, explicó.

Echániz agregó que “eso hizo que la obra se vea truncada y tanto la empresa que la realiza y quienes la financian, que es la Corporación Andina de Fomento a través de la unidad que gestionó los créditos, se cierre en esta instancia dejando pendiente la culminación al momento que se resuelva la servidumbre”.

El llamado acueducto del Callejón Gin Gin, con los filtros, construcción de cisternas, acueducto con filtros lentos y todo lo necesario y a ejecutar en el Canal Quilquihue, fue anunciado en 2014 por el entonces gobernador Jorge Sapag, con una inversión prevista para esas fechas en 50 millones de pesos.

Los ahora suspendidos trabajos del acueducto sanmartinense apuntan a garantizar y reforzar la reserva de agua potable para la ciudad en los próximos años, con una población estimada de 45.000 habitantes a partir de los 30.000 censados en la actualidad.

“El conflicto surge porque la calle de ingreso al barrio es una cesión de tránsito y aún no se llegó a un acuerdo con los dueños”.

Fgfg udfgfgfg

Alejandro Echániz, gerente de la Cooperativa de Agua Potable y Saneamiento.

El tramo que falta

Datos

“El conflicto surge porque la calle de ingreso al barrio es una cesión de tránsito y aún no se llegó a un acuerdo con los dueños”.
de los trabajos del tendido se encuentran ya ejecutados. Sólo restan terminar unos 600 metros de los 3.000 totales.
94%

Comentarios


Frenan acueducto, casi listo, por reclamos de servidumbre