Frente a la renuncia de anestesistas en Neuquén, el gobierno intervino para que las cirugías se realicen

Se habían suspendido 140 cirugías y otras 600 corrían riesgo en el hospital Castro Rendón.





El director del hospital Castro Rendón, Adrián Lammel denunció esta semana que la renuncia de seis anestesistas había obligado a suspender 140 cirugías y a retrasar unas 600 que están fueron postergadas durante la pandemia. Señaló que se debe a un «un enojo de la Asociación de Anestesia por haber incorporado anestesistas de las residencias». El gobierno informó hoy que llegó a un acuerdo con los anestesiólogos y que las cirugías se realizarán.

En un comunicado, el ministerio de Salud confirmó su participación para asegurar que las cirugías programadas se realicen tal como estaban planificas.

«Respecto al conflicto suscitado, de público conocimiento, en torno al retraso de las cirugías programadas en nuestra Provincia, y por el cual se han visto afectadas particularmente las intervenciones planificadas en nuestro Hospital Provincial», las autoridades de Salud informaron se reunieron con la Asociación Neuquina de Anestesia, Analgesia y Reanimación (ANAAR) y que «se ha convenido en garantizar, a partir de esta semana, las cirugías planificadas en el Hospital Provincial Neuquén«.

Resaltaron además que «se continúa trabajando, desde el Ministerio y con la Asociación, en cuestiones relacionadas con el reacondicionamiento de las condiciones laborales de las y los especialistas en anestesia, siempre bajo el marco del Convenio Colectivo de Trabajo y con un horizonte común: garantizar y profundizar el acceso a la salud para la comunidad».


Comentarios


Seguí Leyendo

Frente a la renuncia de anestesistas en Neuquén, el gobierno intervino para que las cirugías se realicen