G20: Obama no logra apoyo para atacar Siria

Rusia, China e incluso la UE tienen reservas.



#

AP

SAN PETERSBURGO (AP/ AFP).- El presidente estadounidense Barack Obama buscó ampliar el respaldo líderes mundiales para atacar a Siria, pero se encontró con una dura oposición de Rusia, China e incluso la Unión Europea, que condenó el reciente ataque con armas químicas en el país árabe pero dijo que es demasiado pronto para una respuesta militar.

“El uso de armas químicas en Siria es no solamente una tragedia, sino también una violación de la ley internacional a la que se debe responder’’, insistió Obama en una reunión bilateral con el primer ministro japonés Shinzo Abe durante la cumbre económica del Grupo de los 20.

El portavoz de la delegación china en el G20, Qin Gang, estuvo entre quienes disintió, y afirmó: “La guerra no es la forma fundamental de resolver los problemas en Siria’’.

“Se ha confirmado la división sobre Siria” entre las potencias mundiales, escribió el presidente del Consejo italiano, Enrico Letta, en un tuit al término de una larga cena en la que los mandatarios expusieron sus posiciones.

Prácticamente todos los dirigentes presentes, incluido el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, intervinieron en una cena que duró cerca de tres horas. “Todos condenaron el uso de armas químicas. La cuestión para algunos es saber quién” las utilizó, indicó una fuente diplomática francesa. “Se trató de un intercambio entre los grandes líderes y no de ponerse de acuerdo”, afirmó otra fuente.

La decisión del presidente estadounidense, Barack Obama, de intervenir militarmente contra el régimen sirio de Bashar al Assad, acusado de recurrir a armas químicas el 21 de agosto, ha puesto en pie de guerra entre otros a Rusia, haciendo revivir los viejos fantasmas de la Guerra Fría.

El anfitrión del encuentro, Vladimir Putin, decidió incluir el tema de Siria en la agenda de este G20, dejando en segundo plano la agenda oficial dedicada entre otros temas a las turbulencias financieras que viven los países emergentes.

Fortalecido por el aval de la comisión de Asuntos Exteriores del Senado estadounidense, Obama llegó a San Petersburgo dispuesto a convencer a sus interlocutores de que la comunidad internacional no se puede quedar “callada” frente a la “barbarie” en Siria.

Las gestiones de Obama buscan en parte aumentar presiones sobre los legisladores en Washington en el debate en torno a una autorización al uso de la fuerza en Siria. El Congreso reanuda sus sesiones el lunes sobre esta operación militar, en la que también participaría Francia.

Putin y los numerosos partidarios de buscar una solución política se han encontrado con un aliado potente: el papa Francisco escribió al presidente ruso para instarle a que los líderes abandonen el “vano afán” de una solución militar en Siria. (ver aparte)

El primer ministro británico David Cameron dijo que Gran Bretaña tiene “nueva evidencia” sobre el uso de rmas químicas por el régimen de Al Assad que está siendo examinada en laboratorios británicos. Y Estados Unidos volvió a acusar a Rusia de mantener “como rehén” al Consejo de Seguridad de la ONU, por impedir una resolución de condena contra el presunto uso de armas químicas por parte del gobierno sirio.

Más allá de las sonrisas protocolares, el asunto de Siria centró una cumbre donde se ventilaron fuertes diferencias.


Comentarios


G20: Obama no logra apoyo para atacar Siria