Gennuso: "La temporada de invierno no va a depender de las vacaciones escolares"

Con el escenario actual que varias provincias analizan anticipar, postergar y hasta extender el receso escolar, la perspectativa para Bariloche es que se va a diseminar la afluencia de pasajeros.

El intendente Gustavo Gennuso tenía apuro el año pasado con su proyecto de subasta pero pasó un año y sigue sin concretarse. Foto: Alfredo Leiva

El intendente Gustavo Gennuso tenía apuro el año pasado con su proyecto de subasta pero pasó un año y sigue sin concretarse. Foto: Alfredo Leiva

A las puertas del invierno en Bariloche todas las miradas están puestas en la temporada invernal y hoy el intendente Gustavo Gennuso dejó definiciones respecto de las perspectivas reales ante el escenario actual sanitario y el corrimiento del receso escolar en muchas provincias, que con una visión optimista podría dejar un 40% de los visitantes que habitualmente llegan a la ciudad.

“Estamos trabajando sobre la hipótesis de que la temporada de invierno no va a depender tanto de las vacaciones escolares, sino de las ganas que tenga la gente de venir”, dijo Gennuso a la prensa tras conocerse que varias provincias quieren anticipar, postergar y hasta extender las vacaciones de invierno, entre ellas Río Negro y Neuquén.

Habitualmente en la temporada invernal, que se extiende de julio a septiembre, hay dos semanas fuertes para el turismo en julio, que coinciden con el receso escolar en Buenos Aires y la capital, donde generalmente se concentran también las vacaciones de otras provincias. Pero con el nuevo escenario la temporada generaría afluencia extendida en más semana y sin afluencia masiva y concentrada.

Para Gennuso “si coinciden las vacaciones escolares sería un escenario mucho mejor, pero la verdad que tenemos que pensar en el escenario de que cada provincia está pensando cosas distintas, que no sé cómo las va a concretar”.

Gennuso recordó que actualmente el turismo no está prohibido pero se requiere un impulso mayor y el acompañamiento de más vuelos para activar la temporada invernal. Actualmente se exige a los viajeros que llegan por avión, un test negativo de coronavirus.

Para el intendente la perspectiva más optimista es que se logre un 40% de los pasajeros que habitualmente llegan en temporada invernal a Bariloche. Esa cifra sería cercana a los 100.000 turistas a lo largo de los tres meses, ya que en promedio la ciudad recibía previo a la pandemia unos 250.000 visitantes.

Para esta temporada el sector turístico de la Patagonia elevó esta semana una serie de planteos al ministro Matías Lammens que todavía no fueron respondidos. Entre ellos se reclama que se garantice una mayor conectividad aérea con los destinos de nieve pero las aerolíneas argumentan la baja oferta por la nula demanda.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Gennuso: «La temporada de invierno no va a depender de las vacaciones escolares»