Gennuso licitará el puerto San Carlos

El edificio ubicado al pie del Centro Cívico arrastra un abandono de décadas. La idea es que un privado habilite una marina.



En el puerto San Carlos hoy funcionan oficinas municipales, una pista de patinaje sobre hielo y un salón de conciertos. Foto: Alfredo Leiva

En el puerto San Carlos hoy funcionan oficinas municipales, una pista de patinaje sobre hielo y un salón de conciertos. Foto: Alfredo Leiva

El gobierno de Gustavo Gennuso llamará en los próximos días a licitación para la explotación del puerto San Carlos, esa enorme estructura que fue inaugurada hace casi 30 años y que jamás se consolidó ni como estación de excursiones lacustres ni como paseo comercial.

Con las reformas que se hicieron hace dos años, las escolleras recuperaron cierta atracción, pero en el conjunto el deterioro sobresale.

La idea de la intendencia de Bariloche es concesionarlo como un conjunto y no por separado, como ocurre ahora. No tiene un propósito en especial, salvo la disposición de una marina.

El puerto está en pleno centro, como si fuera una continuación del Centro Cívico hacia el lago Nahuel Huapi.

Siempre fue puerto (o muelle), desde los inicios de la colonización de la tierra por parte de los europeos que llegaron desde Chile. Hasta que el lagomoto de 1960 (consecuencia del terrible terremoto de Valdivia) lo transformó en ruinas.

Hoy en el edificio funciona una pista de patinaje en la planta que está a nivel de la calle y un espacio de fiestas y conciertos de rock en el nivel inferior. Hay un par de dependencias municipales más, pero en oficinas de menor tamaño.

Sobre la dársena que forma la escollera este, tiene Prefectura sus instalaciones centrales.


La oferta ganadora será la que mejor se pondere en el proceso de licitación. La ubicación de las instalaciones, que están en muy mal estado, es único.


Fue originalmente una concesión municipal otorgada a la empresa Emprendimientos Bariloche, de capitales locales. Pero en 2015 el municipio logró el desalojo, tras haber rescindido el contrato.

Los alquileres de los espacios se mantuvieron e incluso los privados fueron obligados, a cambio, a realizar inversiones en la infraestructura, que hoy está un poco mejor que hace unos años. Las escolleras, por caso, fueron recuperadas.

Marcos Barberis, jefe de Gabinete municipal, le dijo a RÍO NEGRO que la idea es concesionar todo el edificio.

No hay una idea de lo que se explotará. Será uno de los aspectos a considerar para valorar la oferta. Sólo se exigirá el montado de una marina deportiva para lanchas y barcos.

La idea es que todo forme parte de una misma concesión, como un conjunto.

Nada dijo Barberis del estacionamiento que montó la misma empresa que tiene el espacio de conciertos en el subsuelo, al aire libre. Sí dijo el funcionario que a mediados del año sacarán a licitación también espacios de la costanera entre el centro y el Club de Pesca y Caza, una idea que Gennuso había lanzado ni bien asumió.


Comentarios


Gennuso licitará el puerto San Carlos