Gigli: a Martínez lo mataron
por un millón de dólares

El empresario roquense intentó evitar la extradición argumentando que él no es el asesino, sino un grupo de personas con los que su amigo tenía una disputa por dinero.



Casi un año y medio después de que Guillermo Martínez apareciera muerto en su casa de varias puñaladas, se conoció la primera coartada de Ottavio Gigli para tratar de desligarse del crimen: dijo que a su amigo lo atacó un grupo de hombres con los que tenía “una disputa de valores” por un millón de dólares, y que su amigo estaba involucrado en temas de “corrupción y narcotráfico”.

Esos fueron algunos de los argumentos con los que intentó evitar la extradición desde Brasil a este país, pero que no fueron tenidos en cuenta por la Justicia de ese país.

Gigli dijo que tenía miedo de regresar al país porque lo habían amenazado y además porque Martínez tenía amistades con “personas del gobierno nacional y provincial, también de jueces, autoridades policías y abogados”.

Los argumentos de Gigli fueron expuestos hace unos meses, pero salieron a la luz ayer luego de que sean publicados en el sitio oficial del Supremo Tribunal Federal de Brasil, donde se puede encontrar el fallo completo de la extradición del empresario roquense.

La defensa de Gigli en aquel país alegó que el hombre se negaba a la extradición por “temor por su integridad física, dado que sus acusadores y jueces no son imparciales”.

Otro de los argumentos que expuso Gigli para evitar ser trasladado al país fue su “delicado” estado de salud.

Explicó que sufre de presión arterial alta, gastritis, hemorragia interna, glaucoma, lo que “impediría la concesión de la solicitud de extradición, bajo pena severa de riesgo para su vida e integridad física”.

Todos esos argumentos fueron desestimados por la Justicia brasileña, que entendió que no debía intervenir en la cuestión de fondo.

El fallo dice que como el pedido de extradición cumple con los protocolos previstos en el tratado de extradición entre ambos país, no había elementos para rechazar la solicitud planteada por la justicia rionegrina a través de la embajada.

Además se determinó que el traslado se concrete dentro de los 30 días desde que el juez Maximiliano Camarda sea notificado oficialmente. Por lo que el empresario debería regresar al país en enero. Una vez que sea encarcelado en la ciudad, se iniciará el proceso por el asesinato de Martínez, y allí no correrá ninguno de los dichos que realizó en Brasil porque son dos procesos distintos.

Gigli es el único sospechoso de la muerte de Martínez, ocurrida en su casa de Córdoba al 900 de Roca la noche del 31 de agosto de 2015. Esa misma madrugada, el acusado huyó en su camioneta hacia Buenos Aires.

Luego de que se notifique a la Justicia local de la resolución, pueden pasar 30 días para que se materialice la extradición. El plazo no se corta por la feria.

No se tendrán en cuenta sus dichos

Una vez que Ottavio Gigli regrese al país, la Justicia rionegrina no tendrá la declaración que el empresario hizo en Brasil ya que se trata de dos procesos distintos.

Los argumentos que dio para negarse a que lo extraditen, corresponden a ese proceso, pero no tienen validez en la investigación por el asesinato del extitular de Rentas Guillermo Martínez.

Incluso si Gigli brinda una versión distinta de los hechos ante la Justicia de esta provincia, ello no constituirá ningún tipo de irregularidad. Hasta ayer no había designado abogado en esta provincia.

son los meses que lleva detenido Ottavio Gigli en Brasil. Lo descubrieron del lado brasileño de la Triple Frontera con documentos falsos.

8,5

Los meses que estuvo prófugo de la Justicia. Una semana antes de detenerlo habían encontrado su camioneta en Buenos Aires.

7

Datos

Luego de que se notifique a la Justicia local de la resolución, pueden pasar 30 días para que se materialice la extradición. El plazo no se corta por la feria.

Comentarios


Gigli: a Martínez lo mataron por un millón de dólares