Glamping, el camping de lujo llega a Bariloche

Es una tendencia de “turismo sustentable” que ya tiene amplio desarrollo en otras partes del mundo y en pocos días más entrará en vigencia en la ciudad cordillerana.



En la cordillera ya hay modalidad glamping en Villa la Angostura y ahora se habilitó en Bariloche.

En la cordillera ya hay modalidad glamping en Villa la Angostura y ahora se habilitó en Bariloche.

En pocos días entrará en vigencia en Bariloche la ordenanza que regula la instalación de módulos de alojamiento “efímeros”, semejantes a los que puede ofrecer un camping, pero con servicios hoteleros de alta calidad.

La nueva oferta se encuadra bajo el nombre compuesto de “glamping” y responde a una tendencia de “turismo sustentable” que ya tiene amplio desarrollo en otras partes del mundo, según explicó el exconcejal y actual funcionario provincial Daniel González, quien impulsó la nueva regulación.

En la práctica el glamping suele consistir en domos o carpas sofisticadas, montados sobre decks de madera, y con muebles y servicios propios de un hotel.

No estaba previsto pero fue agregado para responder a una demanda creciente, vinculada al turismo de bajo impacto”.

Daniel González, exconcejal autor de la normativa.

Daniel González dijo que se trata de una “tipología” que hasta ahora no estaba prevista en la categorización hotelera, y que fue agregada para responder “a una demanda creciente”, vinculada con la vida natural y el turismo de bajo impacto.

La ordenanza define al glamping cómo “estructuras livianas, cuyas características sean minimizar los impactos negativos para el medio ambiente, ecosustentabilidad, integración con el paisaje en la experiencia alojativa y sus prestaciones sean asimilables a la categorización tres estrellas o superior”.

En el ejido barilochense todavía no existen ofertas de ese tipo, pero sí los hay en el parque nacional y también en Villa La Angostura, donde el glamping está regulado por la provincia.

El prestador a cargo de un glamping angosturense, Martín Suero, dijo que ellos lo llaman “carpas” aunque en realidad son estructuras que pueden tener forma de burbuja transparente, domos o pirámides, que no invaden el ambiente ni alteran el suelo. Explicó que el baño es externo, pero la habitación tiene cama matrimonial, con sommier, servicio de mucama, desayuno y “todos los servicios de un hotel”.

Suero explicó que hay una tendencia de turismo internacional que evita alojarse en “hotelería clásica” y busca experiencias “de menor impacto”.

En La Angostura las unidades de glamping funcionan asociadas al hotel Las Ramblas de Puerto Manzano, y la tarifa es casi igual a la del hotel. Aun así hay un público que las prefiere.

El secretario de Turismo de Bariloche dijo que no hay glamping en Bariloche todavía porque “no está reglamentado”.

Pero la ordenanza respectiva fue sancionada en diciembre, lleva el número 3.132, se promulgó en forma automática (porque el intendente Gustavo Gennuso omitió hacerlo por resolución) y sólo falta la publicación en el Boletín Oficial.

Según el texto, la modalidad glamping “puede ofrecer alojamiento en domos geodésicos, cápsulas o estructuras asimilables”. También les impone respetar “la morfología del suelo” y establece que “podrán contar o no con baño privado”. En el segundo caso deberán tener “un baño cada dos unidades alojativas” y el tratamiento de efluentes “deberá realizarse con biodigestor y aprovechando las aguas grises”.

La iluminación tendrá que ser provista por celdas solares y deberá contar con “lo necesario para la separación de los residuos en origen”.

González dijo que estas reglas fueron acordadas con el área de Desarrollo Urbano y subrayó que las unidades de glamping no necesitan trámites constructivos y aprobación de planos porque son estructuras “efímeras”.

Dijo que en otros lugares del mundo el glamping ya tiene presencia importante. Y estimó que en Bariloche puede tener importante desarrollo a futuro porque “la gente lo pide”.


Comentarios


Glamping, el camping de lujo llega a Bariloche