«Lo que dijo Domínguez, es un delito», explicó Marcote sobre su denuncia en la justicia provincial

El dirigente gremial instó la acción penal para que la fiscalía de Neuquén investigue los contratos eventuales de fin de año y las posibles irregularidades en ingresos a Desarrollo Social

El secretario general de la CTA Autónoma en Neuquén, Alfredo Marcote, dijo que los fiscales debieron haber actuado ante las declaraciones del concejal del MPN y diputado provincial electo, Claudio Domínguez, sobre las contrataciones eventuales del ministerio de Desarrollo Social con destino a la campaña política del oficialismo.

«Alguien lo tenía que hacer, nos pareció terrible: cómo puede ser que quien fue el primer candidato a diputado por el partido que gobierna desde hace 60 años, que ya ocupó una banca, que integró la Magistratura a elegir jueces, que luego volvió a ser concejal y será diputado diga que la gente que se tomó en Desarrollo Social fue porque los contrataron para engrosar actos y entregar panfletos: eso es un delito, es un acto de impunidad, repudiable y denunciable», explicó el gremialista al ser consultado por el interés del gremio en ser querellante en esa causa.

Aseguró que si bien «no somos fiscales», las declaraciones vertidas en el diario RIO NEGRO constituyeron un hecho que debería haberse investigado de oficio. «Pedimos ser querellantes para meternos en la investigación, todo el mundo en Neuquén sabe cómo se juega en la política: con el reconocimiento de esta irregularidad como normal, no se sabe si el día de mañana lo van a legalizar», agregó.

Marcote indicó que todo el proceso de contratación de eventuales tenía la complicidad de sindicatos «que traicionaron a los trabajadores, por eso denunciaron práctica antisindical en la subsecretaría de trabajo», dijo en referencia al grupo de empleadas de planta permanente del Ministerio de Desarrollo que cuestionaron las contrataciones y las recategorizaciones del decreto 206.

«Las recategorizaciones correspondieron al personal de planta, pero en el caso de las personas a las que se tomó para hacer campaña, con la explicación de que si ganaban se los tomaba, eso va a traer otro conflicto», agregó.

Finalmenten indicó que el pedido de investigación ante la fiscalía buscaba cuanto menos generar un antecedente. «No hay que callarse la boca, no sé hasta dónde lo van a investigar», planteó.

Consultado por la falta de repercusiones respecto a la noticia publicada, Marcote respondió que «me llamó la atención: a veces la sociedad se acostumbra y es lo peligroso, porque lo que dijo Domínguez es un delito -reiteró-Como partido político no se puede aprobar esto, como representante de los trabajadores no me podía quedar callado», finalizó.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora