Grito de libertad

Neuquén

La rebeldía es una consecuencia de la falta de libertad. Luego de meses de aguantar, los jóvenes están demostrando su hastío desafiando medidas a su juicio intolerables como lo es la quita de derechos básicos de transitar, bailar, cantar, divertirse y reunirse. La consecuencia visible son las fiestas “clandestinas” ya que al ser seres sociables, necesitan reunirse, juntarse, expresarse.


Seguramente estos jóvenes conocen la historia de los conejos que perseguidos por un lobo se refugian en una cueva. Al pasar las horas, uno de ellos plantea salir pero el otro, temeroso, le dice que el lobo puede estar afuera.


Un tiempo después el primero decide salir de la cueva y se va corriendo con todas sus fuerzas mientras que el segundo se sigue quedando hasta que, cuando quiso salir, ya no tenía fuerzas y se murió en la cueva.
La libertad es el bien más preciado que debemos defender.
Ello implica arriesgarse a vivir, aun cuando el lobo esté afuera. Así es la vida: enfermedades, accidentes, asaltos, violaciones, terremotos, inundaciones, pandemias…


No nos quedemos en la cueva, armemos nuestras defensas y salgamos a vivir como corresponde, protegidos pero felices.
Volvamos a cantar y bailar. Nuestra mejor defensa ante el lobo es demostrar valor y hacerle frente.


No dejemos que nos cercenen la posibilidad de elegir y sobre todo pensar y expresarse. Tenemos las armas para defendernos, que nos dejen usarlas para defendernos de ese lobo que nos censura y dice qué debemos hacer. ¡Libertad, libertad, libertad!


Ricardo Dougall
DNI 10.532.537


Comentarios


Grito de libertad