Guerreros de cultura que trabajan para cambiar el mundo

“Thácht” es la segunda visita al Circuito de la Hormiga Circular 2017. La obra del grupo brasileño subirá a escena en Cipolletti, Roca, Luis Beltrán, Villa Regina y Río Colorado.



#

Rufo y Rafa. Los actores que interpretan a estos personajes son gemelos, lo que deja planteos abiertos a la interpretación del público.

Continuando el 25 Circuito de La Hormiga Circular, desde hoy en el escenario del Centro Cultural Municipal de Cipolletti, se presenta “Thácht” del grupo de teatro Armatrux de Belo Horizonte; el jueves estará en Sala II de Casa de la Cultura de Roca; el 12 en el Teatro El Galpón de Beltrán, funciones todas a las 21:30; el sábado a las 22 en La Hormiga Circular, Villa Regina; y el domingo 14 en el Teatro de la Barda en Río Colorado, a las 21:30.

La obra fue gestada tras dos años de intensas búsquedas a partir de lecturas y películas sobre la Segunda Guerra Mundial y el cine mudo, estudios sobre Charles Chaplin y Adolf Hitler, y talleres acerca del universo de Franz Kafka (escritor de origen judío nacido en Praga 1883-1924) y Nikolái Gógol (escritor ruso ucraniano, 1809-52), que Armatrux añadió al texto escrito por el director Eid Ribeiro.

La tragicomedia musical “Thácht” abarca fragmentos de la historia de Rafa y Rufo, artistas de variedades que viven de sus recuerdos y despliegan un diálogo absurdo, usando la musicalidad de las palabras. Conversaciones sobre médicos y otros elementos de la condición humana, propios de la vejez, se mezclan evocaciones de la pista del circo. El espectáculo cuenta también con la participación de la cantante transformista que cobra vida en la memoria del dúo y la presencia de la mujer de un lanzador de cuchillos. Tina Dias, actriz y directora de producción de Armatrux, charló con “Río Negro”.

P- “Estamos todos muertos o usted piensa que continuamos vivos. / Vivos, no. / Entonces... / Mucho menos muertos...”. Es uno de los diálogos de “Thácht”. A veces pasamos por situaciones así de ambiguas y no sabemos bien por dónde estamos transitando, hacia dónde vamos.

R- Si es un parlamento muy típico del teatro del absurdo. Se asemeja mucho al de Samuel Becket (dramaturgo, novelista y poeta irlandés, 1906-89). Nuestro director, Eid Ribeiro, es un gran maestro en Brasil, en nuestra provincia de Minas Gerais, y le encanta ese tipo de teatro. Entonces, los diálogos siempre tienen esa cuestión existencial. “Thácht” cuenta la historia de Rufo y Rafa, artistas de variedades, y empieza con el diálogo que mencionaste, muy existencialista y así van recordando su vida en el picadero del circo. En medio de sus recuerdos, aparece un transformista, una cantante, Siboney, y no sabemos si es puro recuerdo de ellos dos o es realidad.

P- Cuántas cuestiones diarias tildamos de absurdas porque no las comprendemos, no encajan en lo que consideramos debería ser. Después de analizarlas, recién las entendemos...

R- El nuestro es un teatro que quiere hablar sobre eso. Sobre una situación que vivimos, que los hombres, que la humanidad habita de modo circular. Parece que siempre vivimos y volvemos al mismo punto, entiendes? Son cuestionamientos que van y vienen, van y vienen... Y sí, muchas veces resultan absurdos. ¿Por qué cuestionar esto? Sería mejor si viviésemos en la ignorancia y no nos hiciéramos tantas preguntas. No, para los artistas es muy difícil.

Rafa y Rufo mantienen una plática que mezcla la musicalidad. En la obra hay ejecución en vivo de piano, canto y violín. El director hizo una mezcla con ello. Pero no es un musical, la música es parte de los personajes, de la estructura de los textos. Ellos son intercalados, mezclados con la música y ello ayuda a construir una atmósfera con muchos climas distintos, a veces tristes porque hablan también de la vejez, que no es fácil, y cómo lidiar con ella. No sé decir en español ¿la casa donde viven los viejos?

P- Hogar de ancianos, geriátrico.

R- Acá decimos asilo, que ahora se usa un poco menos y se nombra como casa para la tercera edad. Es un diálogo que abarca circunstancias surrealistas que los mayores viven con los médicos porque a cada rato surge un problema distinto de salud. Todo eso mixturado con humor negro. Mucho... Que nos encanta.

P- Además de tu tarea en producción, ¿actuás aquí?

R- Hago un personaje de “No Pirex”... Porque a Eid le encanta transformar siempre las obras. Yo coordino la producción en Armatrux desde hace veinte años y después de seis meses viajando por Brasil de gira, tuvimos la idea y formo parte como actriz, también, en un personaje sin palabras. Una gran sorpresa.

P- ¿Qué reflexiones, como persona, te propone, en qué te hace pensar?

R- Esta obra es muy poética, muy lírica en su texto y mezclado con la música, complementa a los actores, creando climas como los que te acabo de decir. Yo me veo en la vejez y como convivo con mis padres que ya son mayores, creo que me hizo comprenderlos un poco mejor. Y, al mismo tiempo, a tener humor para sostener eso. ¿Sabes? Porque sin él es más dificultoso ...

P- ¿Cuál es al relación del grupo con la Argentina?

R- Tenemos el deseo, el equipo de seis actores que dirigimos Armatrux, de intercambiar cada día más con el resto de América. Acá en Brasil estamos de espaldas a Latinoamérica... Argentina, en especial, es un país con un teatro muy fuerte y cuando lo visitamos por primera vez, nos encantamos con su fortaleza, con el modo que forma parte de la cultura del pueblo. Es distinto a lo que sucede en Brasil. Para nosotros es una lucha la formación de público en provincias, fuera de San Pablo, Río de Janeiro y Minas Gerais. Belo Horizonte es la tercera capital más grande del país. Pero, sacando eso, es una pelea vivir del teatro en Brasil. Y Argentina, para nosotros, fue un descubrimiento enorme, tenemos muchos amigos allí ahora. Armatrux está completando veinticinco años y La Hormiga, treinta. Somos guerreros resistentes de la cultura, que trabajamos para intentar cambiar un poco este mundo tan loco que habitamos; este momento bien difícil que vivimos acá en Brasil, como ustedes en la Argentina también,

Ficha Técnica

Dirección, dramaturgia y música: Eid Ribeiro

Elenco: Cristiano y Rogério Araújo, Tina Dias y Eduardo Machado, también asistente de dirección

Escenarios, títeres y creación gráfica: Eduardo Félix

Figurines: Marney Heittman

Dirección musical y profesor de piano: Walner Lucas Preparación vocal: Marina Machado

Profesora de violín: Kenya Barroso Ribeiro

Diseño lumínico: Edimar Pinto

Perfil

Fundado en 1991, en Belo Horizonte, el grupo Armatrux tiene una trayectoria de 26 años de pesquisa teatral. Siempre construyendo una estética alineada al trabajo físico, a la manipulación de objetos, imágenes, títeres y circo. A través de varias sociedades artísticas, desarrolló un lenguaje propio abierto a nuevas posibilidades de escenificación, que resultan en montajes dirigidos al público adulto e infantil, una veintena de espectáculos, tres cortometrajes y una exposición interactiva. Armatrux se ha presentado en varios países, en todos Brasil y recorre el mundo consolidando la importancia de las artes escénicas mineiras.


Comentarios


Guerreros de cultura que trabajan para cambiar el mundo