Gutiérrez se anotó para la reelección y abrió la pulseada electoral del 2019

El gobernador fue el único orador en el acto organizado por el oficialismo del MPN. Reunió a miles de militantes y llegó acompañado por Jorge Sapag. “Hagamos política”, pidió a los asistentes. Dejó en claro las diferencias entre la provincia y el país.



1
#

Discurso encendido. Defendió los logros alcanzados en su gestión y criticó a quienes lo cuestionaron al inicio de su mandato. (Foto: fotos: yamil regules )

2
#

El Ruca Che estuvo colmado durante el acto partidario.

“Hagamos política”. Con esa frase cerró ayer su discurso en el Ruca Che el gobernador y presidente del Movimiento Popular Neuquino (MPN), Omar Gutiérrez. Si bien no formalizó su candidatura aseguró estar “dispuesto a enfrentar los nuevos desafíos electorales”. Se distanció del gobierno nacional al punto que llegó a decir que fue convocado a sumarse al proyecto de Cambiemos, pero rechazó participar. “Si nos vinieron a buscar, tan malos no debemos ser”, lanzó.

Gutiérrez ingresó al estadio a las 14.50 junto a su esposa, María Luisa Cuesta, y al exgobernador, Jorge Sapag. Lo hizo desde uno de los extremos, cómo los boxeadores cuando suben al ring. En este cuadrilátero no lo esperaba ningún rival. Los adversarios internos existen, pero no asistieron (ver aparte).

El sindicato UOCRA se hizo sentir en una de las tribunas. Sus afiliados no le aflojaron a los bombos y en la multitud sobresalían con mamelucos naranjas. Hubo mucha presencia de las seccionales del partido. También de remeras con la inscripción “OG 2019” y un pulgar arriba, que es la pose elegida por el gobernador cada vez que le piden una foto. En las inmediaciones había carteles con inscripciones como: orgullo, trabajo, energía, diálogo, futuro, paz.

“No se coman los espejitos de colores que les vienen a vender. Nosotros no estamos alineados con ningún poder central de turno, nosotros estamos alineados con el verdadero pensar y sentir de cada neuquino”, afirmó Gutiérrez. Muy cerca estaba la diputada Alma “Chani” Sapag, que no asistió a la última sesión en la que la Cámara dio media sanción al proyecto para limitar los tarifazos en los servicios.

“Vieron que con este aparatito –el gobernador levantó su celular– los teléfonos, ahora, nos comunicamos, nos vemos, pero saben qué: no nos olvidemos nunca, como nos enseñaron nuestros padres y abuelos que se hace la política. Este aparatito nos acerca, nos integra, nos fortalece, pero nada, nada, reemplaza el cara a cara”, señaló.

Se dirigió a los independientes que concurrieron: “Mantené tu pensamiento. A nivel nacional: te gusta uno, te gusta la otra, te gusta aquel, te gusta ese que está empezando, nosotros no jugamos ahí. Nosotros no nos metemos en el andarivel nacional”.

El gobernador se ubicó en lo que denominó el “50% de la avenida”. “Nosotros cada cuatro años tenemos elecciones: gana un proyecto el gobierno nacional, volantazo 180 grados por derecha. Pasa cuatro u ocho años, gana otro proyecto nacional, volantazo para la izquierda 180 grados. Vamos de borde a borde. Un paso para adelante, dos para atrás, tres pasos para adelante, tres pasos para atrás. Eso es lo que nos distingue. En la provincia de Neuquén vamos por el centro”, enfatizó.

Contó que a los pocos meses de asumir “el máximo referente del proyecto nacional que gobierna el país” lo invitó a sus filas y él se negó. Todo hacía suponer que aludía al presidente, Mauricio Macri. Al concluir el acto fuentes oficiales rápidamente aclararon que Gutiérrez hablaba del intendente, Horacio Quiroga.

“Acompañado de cada uno de ustedes, estoy dispuesto a enfrentar nuevos desafíos electorales para profundizar este modelo”,

aseguró el gobernador, Omar Gutiérrez, en su discurso.

En números

Sin el apoyo
de las listas internas del partido

“Si me hubiesen invitado, no iría”, aseguró la senadora emepenista, Lucila Crexell, una de las dirigentes que no asistió ayer al estadio Ruca Che.

“Me parece que seguir creyendo que esa es la forma de tener mejores propuestas políticas es, no sólo un error de concepto de lo que demandan las nuevas necesidades de gestión de una sociedad, sino un dispendio de plata y de energía. Son actos que no llevan ningún mensaje con sustento en una propuesta política superadora”, agregó.

Quienes anticiparon que no concurrirían y cumplieron fueron el vicegobernador, Rolando Figueroa, y el senador y líder del sindicato petrolero, Guillermo Pereyra.

Tampoco participó el exgobernador, Jorge Sobisch, que representa a la línea blanca del partido provincial.

Datos

“Acompañado de cada uno de ustedes, estoy dispuesto a enfrentar nuevos desafíos electorales para profundizar este modelo”,
97.764
afiliados tiene el MPN, según el último informe de la Cámara Electoral Nacional, al segundo semestre de 2017.

Comentarios


Gutiérrez se anotó para la reelección y abrió la pulseada electoral del 2019