GyP recibió la primera oferta de un área tras la pandemia

La firma del Estado neuquino realizó un nuevo corte del plan de oferta de bloques. La propuesta podría no prosperar.




Luego de largos meses de malaria, generados por la pandemia y el desplome de la actividad hidrocarburífera, no solo nacional, sino también a nivel internacional, la empresa del Estado neuquino, Gas y Petróleo del Neuquén (GyP), realizó un nuevo cierre de ofertas de su programa de promoción de bloques hidrocarburíferos, con la novedad de que tras largos meses recibieron una oferta para desarrollar una de las áreas.

“En el último corte del Plan Exploratorio recibimos una oferta por el área Cerro Avispa”, aseguró a Energía On el presidente de GyP, Alberto Saggese.

La propuesta en concreto corresponde al área Cerro Avispa, un bloque ubicado en la zona noreste de Neuquén, muy cercano a áreas con grandes desarrollos en el convencional como es el caso de Señal Cerro Bayo.

Esta área cuenta con potencial para el desarrollo de Vaca Muerta, aunque se trata de una zona en donde la mayoría de los bloques se encuentran aún en la fase piloto o de exploración.

Saggese explicó que “la propuesta para ingresar al área provino de una empresa que ya tiene actividad en Vaca Muerta pero desafortunadamente no es una oferta sustancial”.

Si bien el proceso administrativo no está cerrado aún, se supo que las objeciones de GyP provendrían del monto ofertado para el desarrollo del área que sería demasiado bajo para garantizar un buen desarrollo.

Nuestro trabajo es propiciar el rápido desarrollo de las áreas, no que haya empresas que propongan bajas inversiones y que terminen reteniendo las áreas que otras firmas podrían desarrollar”, explicaron desde la empresa del Estado neuquino.

El Plan Exploratorio Neuquén es el segundo programa de promoción de áreas que lanza GyP, luego del éxito de la primera tanda de bloques ofrecidos por el programa Nuevos Horizontes que en sus diversas rondas licitatorias marcó la adjudicación de numerosas áreas y la llegada a Vaca Muerta de grandes jugadores internacionales como son Equinor, Shell y ExxonMobil.

Ese plan inicial se lanzó en 2010 y cerró ocho años después con un balance de 35 contratos de exploración y explotación firmados, de los cuales no solo la mayoría se encuentran en la fase de explotación, sino que ya son varias las concesiones que se encuentran en la fase de desarrollo masivo como son Cruz de Lorena, Sierras Blancas y Coirón Amargo Sur Este (CASE) de Shell y Bajo del Choique – La Invernada de ExxonMobil.

En este nuevo programa, la firma no realiza rondas licitatorias sino que tiene permanente en oferta más de 50 áreas, y de forma trimestral abre las ofertas recibidas.

El año pasado GyP recibió en alianza con otras las operadoras Pan American Energy (PAE) y ExxonMobil dos concesiones de explotación no convencional, para desarrollar los bloques Aguada de Cánepa y Los Toldos 2 Oeste, respectivamente. Aunque se trataba de bloques en los que las firmas habían tenido previamente permisos de exploración.

La metodología tradicional de los contratos de asociación es que la firma del Estado neuquino se asocia a la operadora interesada bajo la modalidad de un carry al 10%, que es la razón por la cual GyP tiene actualmente una producción diaria de 3.800 barriles equivalentes de petróleo.


Comentarios


GyP recibió la primera oferta de un área tras la pandemia