Hablar de anticonceptivos, una emergencia que encontró su lugar

Frente al índice embarazo no deseado en adolescentes, el hospital de Roca sumó un consultorio exclusivo de salud sexual integral, donde explican cada método y los entregan.



“El inyectable engorda”, “la pastilla anticonceptiva no sirve”, “el DIU genera cáncer”, “uso preservativo antes de que termine, con eso alcanza”. Los mitos en torno a los métodos anticonceptivos se replican con rapidez y derivan en cantidad de embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual principalmente en adolescentes (ETS).

En éste contexto fue que encontró su lugar el proyecto del nuevo consultorio de salud sexual y reproductiva del hospital Francisco López Lima de Roca. Su objetivo es derribar las barreras de acceso y de reforzar el trabajo de otras áreas del nosocomio, concentrando su foco en los distintos métodos de anticoncepción.

Ya no hay que esperar tener un turno con la ginecóloga de cabecera. Tampoco dar vueltas con una receta que quedó desactualizada. Las personas que quieren cuidar su salud sexual y reproductiva cuentan con un espacio para evacuar dudas y ganar seguridad en sus relaciones sexuales.
“El público adolescente es el principal receptor del servicio, ya que es el principal grupo etario en riesgo. Aunque se aclara que no es el único, ya que se reciben mujeres de todas las edades”, apuntó Noelia Bichara, Licenciada en Obstetricia del López Lima, que se capacitó en anticoncepción en el último tiempo para llevar adelante el proyecto junto a otros profesionales del área.

“El embarazo adolescente es una emergencia en salud”, enfatizó la especialista, que celebra que el servicio tuvo eco en la comunidad y ya atiende a más de 50 mujeres por semana. “La principal consulta es por métodos alternativos a la pastilla anticonceptiva”.


“El año pasado, de cinco casos de consulta por ILE (Interrupción Legal del Embarazo) ninguna había usado la anticoncepción de emergencia, o no sabía que la podía conseguir acá. (…) hay que reforzar la prevención. Ninguna mujer va a ir contenta a abortar. La idea es que no lleguen a eso, por eso es importante un acceso libre y rápido al método anticonceptivo” , sostuvo Bichara.

El espacio se dedica a brindar los anticonceptivos indicados en forma gratuita, realizar consejería en salud sexual y reproductiva y hacer el screening cuello uterino. Ampliar la propuesta a centros de salud y brindar talleres Educación Sexual Integral (ESI) en escuelas secundarias, son los próximos desafíos.
Funciona los lunes, miércoles y viernes desde las 11 en el consultorio 17 y 18. Los martes y jueves se dedica a la realización de PAP, en el mismo horario. Para ambos servicios hay que solicitar turno a cualquier hora por ventanilla.

Para tener en cuenta

16
años en adelante el Código Civil establece la mayoría de edad de las personas para elegir su método anticonceptivo.
entre los 14 y 16
años es en general se da el inicio de las relaciones sexuales. La mayoría de las mujeres de más de 20 sin hijos no se han realizado un PAP.

Emergencia


El proyecto del consultorio partió de la lectura de las estadísticas del 2016, donde “en Argentina 95.905 adolescentes y 2.419 niñas menores de 15 años tuvieron un hijo en el 2016, lo cual representa el 13,3% de los nacimientos anuales. En los últimos años éste porcentaje se mantuvo alrededor del 15%”, detalla un fragmento del proyecto.

Según la OMS, “el embarazo en adolescencia sigue siendo uno de los principales factores que contribuyen a la mortalidad materna e infantil y al circulo de enfermedad y pobreza”.

Refuerzo a la toma de PAP para prevenir cáncer


La mayoría de las pacientes de más de 20 años no se han realizado un PAP en su vida, aunque el inicio de las relaciones sexuales generalmente se da entre los 14 y 16 años. Hay otra franja etaria, de las mujeres mayores de 35, que en general se han hecho un PAP si estuvieron embarazadas y no volvieron a repetirlo otra vez.


Para incrementar la cantidad de mujeres que se realizan el estudio que detecta las lesiones que pueden convertirse en un futuro cáncer de cuello uterino, se sumó al consultorio de salud sexual y reproductiva el servicio de toma de PAP.


“Hay más chances de detectar la lesión a tiempo”, destacó Bichara.


“La última actualización estadística dice que en Argentina hay por año 5.000 casos nuevos de cáncer cérvico uterino, mueren 1.800 mujeres al año. El mayor problema no está en el tratamiento, sino la detección”, amplió.
Se recordó que para la toma de la muestra hay dos requisitos: 48 horas previas sin relaciones sexuales y no estar en el período menstrual.
El estudio se debe realizar una vez por año, aunque en mujeres sanas con dos estudios de buen resultado consecutivos, se indica testear recién tres años después.

Mitos para erradicar

1

“El implante y el inyectable engordan”

FALSO. Es un mito sin respaldo científico. Son métodos de larga duración ideales para adolescentes con riesgo social. Duran 3 años. Solucionan el problema de la baja cobertura de las anticonceptivas orales por los olvidos en la toma. Puede provocar irregularidad mestrual.

2

“El DIU es sólo para las mujeres mamás”

FALSO. Es un mito, como el que “el DIU causa cáncer”, “igual te quedas embarazada”, “causa infección” o “te deja estéril”. Es uno de los métodos de alta efectividad, pero muy mala fama. En todos los casos se descartó la veracidad de los dichos. Se debe controlar todos los años.

3

“El preservativo antes de que termine alcanza”

FALSO. Su correcto uso: desde antes de la penetración hasta el final. “Lo que informo siempre es que es importante mantener el preservativo como método de respaldo, no sólo para prevenir enbarazos sino por que es el único que evita las enfermedades de transmision sexual”, destacó la especialista Bichara.


Comentarios


Hablar de anticonceptivos, una emergencia que encontró su lugar