Hace 50 años nacía el Ford Capri

La historia del automóvil está llena de famosos. Este es uno de ellos que los jóvenes europeos comenzaron a demandar luego que salió el Mustang en los EE.UU. Hoy en la Argentina se consiguen algunos modelos viejos para restaurar.



1
#

La producción del Ford Capri superó los 1,8 millones de unidades entre 1968 y 1986. (Ford/ dpa)

2
#

El Capri más potente disponía de un motor de 2,6 litros.(Foto: Fotos: Thomas Geiger/dpa. )

3
#

Tenía una cabina reducida y deportiva.

A fines de los años 60 se usaba aún saco y corbata para salir los domingos, pero los jóvenes marcaban un cambio de estilo. Seguían comprando autos, como la generación de sus padres, pero anhelaban también allí un tono más descontracturado.

La industria automotriz buscó satisfacer esta necesidad. Ford, que había desarrollado el Mustang en Estados Unidos, respondió desde su planta alemana en Colonia con el lanzamiento del Capri, cuya producción se inició hace 50 años. Poco después, en 1969, se presentó este modelo deportivo en el Salón del Automóvil de Bruselas.

La automotriz reaccionaba así a la caída de las ventas que se había registrado a partir de mediados de los 60. En Estados Unidos había tenido éxito con el Ford Mustang.

El Capri debía ser también el deportivo accesible que se luciese en las calles.

Vistoso, pero…

La versión base se conformaba con un motor de 1,3 litros de 37 kW/50 CV, que le permitía llegar a los 100 km/h en largos 22,7 segundos y alcanzar una velocidad máxima de apenas 133 km/h. Pero con un precio que resultaba atractivo para quien quisiera darse aires de piloto de carreras.

El campeón de Fórmula 1 Niki Lauda manejó en la pista un Capri al comienzo de su trayectoria deportiva. Claro que para las competencias disponía el Capri de un motor de más de 368 kW/500 CV y una carrocería superancha.

Pero también para el automovilista de las calles había una variante más potente: el RS 2600, con motores de seis cilindros de 2,3 y 2,6 litros era casi tan deportivo como el de las competencias. Costaba más del doble del Capri 1300.

Hoy día sigue siendo una pieza buscada por los amantes de modelos antiguos. Con sus 110 kW/150 CV alcanza sin demasiado esfuerzo una velocidad de más de 200 km/h. Su peso de apenas algo más de 1000 kg facilita la aceleración. Las cuatro marchas de tracción trasera lo llevan en 9,2 segundos a los 100 km/h, su velocidad máxima es de 202 km/h. Para un auto de 50 años una buena performance, que supera a muchos autos actuales.

En la Argentina

Algunas unidades llegaron a Argentina, principalmente, vía diplomática.

Hoy es posible encontrarlos tirados en la calle en mal estado o en venta en sitios “on line” para aquellos “locos” de las restauraciones.

El chirriar de los neumáticos revela sin embargo que se trata realmente de un auto antiguo, sin dirección asistida ni frenos ABS, ni que hablar del control electrónico de estabilidad ESP.

Diseño

El éxito del Ford Capri se basó en su diseño espectacular y sus triunfos deportivos. El prestigio perdura hasta hoy.

El Capri se produjo hasta 1986 en tres generaciones que sumaron 1,8 millones de unidades.

Sólo en los primeros seis meses se vendieron 75 000 autos del modelo deportivo.

El mejor año fue 1973, con más de 230 000 unidades. No tuvo un sucesor de igual envergadura. Ford importó a Europa los modelos estadounidenses Cougar y Probe GT, sin demasiado éxito.

Dos versiones

Datos

era la versión más potente del Capri, que superaba los 200 km/h con un motor de 6 cilindros y 2,3 o 2,6 litros.
RS 2600
de velocidad máxima alcanzaba la versión básica que tenía la ventaja de un precio accesible.
133 km/h

Comentarios


Hace 50 años nacía el Ford Capri