Hallan una mujer que habría sido ahorcada en su casa de Neuquén

Fue encontrada por su marido en una vivienda del barrio Islas Malvinas. La autopsia mostró que murió por asfixia mecánica y tenía un golpe en el pómulo.



Sin vida, tirada en el living de su casa con la cara contra el piso y sobre en un charco de sangre, apareció Edith Marín de 59 años, ayer a las 9 de la mañana, en el Barrio Islas Malvinas. Llevaba la manga de una camisa de su marido puesta en el brazo y la otra le enroscada el cuello y anudada. La puerta estaba entreabierta y todo lo demás intacto.

Pasado el mediodía, el barrio estaba consternado. La policía y los fiscales levantaban pruebas. Frente a la casa, su marido permanecía vestido con el mameluco naranja del trabajo y alguno los nueve hijos de Edith, esperaban novedades.

El fiscal Maximiliano Breide Obeid confirmó que se trató de una muerte violenta y que no faltaban elementos de valor en la propiedad. “Tenía una camisa anudada al cuello y una pérdida de sangre importante, el marido la encontró y se dio aviso a la policía”, dijo. Horas más tarde, confirmó que el resultado de la autopsia estableció que murió por asfixia mecánica, que tenía una fractura y un corte a la altura del pómulo.

Edith era ama de casa, se dedicaba a atender a sus hijos y sus nietos. El marido, comentó que él trabaja en horario noctuno, y cuando llegó a su casa la encontró en ese estado. “Tenía mi camisa cuadradita enroscada en el cuello. Había sangre, ella usaba anteojos y pudo haberse cortado con los vidrios al caer”, describió.

En la casa vivía la pareja sola. De lunes a viernes, sus nietos se quedaban para ir a la escuela, pero al ser feriado estaba sola. En el barrio nadie vio nada extraño. “Todos dicen que no escucharon nada. Eso es lo raro, porque cuando anda alguien desconocido los perros ladran y enseguida todos se asoman a las ventanas o preguntan si estás bien”, dijo la hija que estaba consternada al lado de su padre. “Para mi fue alguien de la casa, de confianza. Yo no sé pero esa es mi sospecha, porque ella era muy cuidadosa, muy precavida con el tema de la seguridad”, dijo su marido.

El hombre relató que al verla en el piso, la tocó y se dio cuenta que estaba muerta. Trató de llamar a la policía y a sus hijos, pero no lograba establecer comunicación. Salió a la vereda y le dijo a una señora que había encontrado a su mujer muerta y que nadie le contestaba. Cruzaron la calle al mercadito que está enfrente y llamaron a la policía.

“Vienen y me dicen que ayude al vecino, y voy. Por los nervios él no podía llamar. Los conozco desde hace años. Ella nunca se metía con nadie”, contó la dueña del mercado de la calle Quesada.

“Tenía una camisa anudada al cuello y una pérdida de sangre importante, el marido la encontró y se dio aviso a la policía”.

Describió el fiscal Maximiliano Breide Obeid

Datos

“Tenía una camisa anudada al cuello y una pérdida de sangre importante, el marido la encontró y se dio aviso a la policía”.

Comentarios


Hallan una mujer que habría sido ahorcada en su casa de Neuquén