Lunes Saludable Saludable

Harina aptas para celíacos: conocé las distintas clases

Conocer las propiedades y usos de este tipo de harinas, es la clave para seleccionar la más adecuada a la hora de cocinar y que las preparaciones salgan perfectas.

A comer saludable se empieza de a poco. Cambiar de hábitos no se hace de un día para otro, lleva tiempo. Se puede empezar por reemplazar alimentos por sus versiones más saludables. Es importante que estos cambios se hagan acompañados por un profesional de la nutrición.

Uno de los reemplazos más requeridos es el de la harina, por otras con más nutrientes que la refinada o, por quienes son celíacos, que no tengan gluten. Muchas de esas harinas además de ser más saludables son muy versátiles. Con respecto a las harinas sin gluten es importante destacar que no todas son aptas para celíacos, para eso tienen que tener el sello en el envase.

Distintos tipos de harinas


• Harina de maíz: no tiene gluten, es rica en hidratos de carbono y minerales como magnesio, fósforo, hierro y selenio. Además nos aporta vitaminas del grupo B, E y A. La podemos utilizar para un sinfín de elaboraciones, especialmente en repostería por su sabor dulce.

• Harina de mijo: aporta una enorme cantidad de minerales como el manganeso, el selenio, el calcio, fósforo, hierro y potasio, vitaminas del grupo B y E, pero además contiene muy poca grasa, proteínas y fibra. Ayuda a eliminar toxinas y tiene gran contenido de hierro. Ideal para hacer pan.

• Harina de garbanzo: contiene los mismos nutrientes que el garbanzo: proteínas, hidratos, minerales, fibra y muchas vitaminas. Por su textura cremosa se puede utilizar en muchas recetas. Su sabor es fuerte, queda mejor en preparaciones saladas.

• Harina de trigo sarraceno: Su grano es el más rico en hidratos de carbono y fibra, es antioxidantes contribuye a retrasar el envejecimiento celular. El trigo sarraceno contiene también proteínas y minerales como el potasio, el magnesio y el fósforo. Se utiliza para preparar panqueques y panes.

• Harina de arroz: contiene los 12 aminoácidos esenciales, vitaminas de los grupos A, B y E. Aporta energía, tiene gran cantidad de fibra que y es buena para la piel. Se utiliza mucho en combinación con otras harinas para hacer masas que necesiten leudado, y como espesante en caldos y salsas.

• Harina de teff: Es un cereal pequeño, rico en fibra y en minerales, de alto poder saciante, recomendable para regular el tránsito intestinal y el perfecto sustituto del trigo, contiene hidratos de carbono de liberación lenta. ideal para hacer panes, panqueques y un varias elaboraciones además tiene hidratos de carbono de liberación lenta.

Pan sin gluten con harina de trigo sarraceno

Premezcla sin gluten 125g

Harina de trigo sarraceno 125g

1 cdita de azucar

3 cdas de semillas de chía

25g de levadura fresca

1 cdita de sal

250cc de agua tibia

1 cda de aceite de oliva

Preparación: Hacer un hueco con las harinas y la sal, en el medio colocar la levadura y el azúcar. Colocar las semillas de chía previamente hidratadas y entre los secos la cda de aceite. Unir con las manos hasta formar una masa. Dejar descansar 40 minutos pasar a un molde aceitado y llevar al horno fuerte por al menos 40 min.


Comentarios


Más Especiales

Harina aptas para celíacos: conocé las distintas clases