Hay acercamiento para un acuerdo con los acreedores y los mercados festejan

Según fuentes de la cartera económica, el Gobierno habría mejorado su oferta tanto en el valor por lámina como en las condiciones jurídicas previstas. Las acciones argentinas en Nueva York saltaron más del 10%. Euforia en el sistema financiero.





El ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, acelera las negociaciones con los acreedores, intentando cerrar un preacuerdo en las próximas horas para dar así una contundente señal a los mercados y a aquellos bonistas que dudan en ingresar al canje.

Según fuentes de la cartera económica, el Gobierno habría mejorado su oferta tanto en el valor por lámina como en las condiciones jurídicas previstas.

De esta manera el valor de los bonos en default estaría siendo tomado por el Gobierno a un promedio de 54 dólares, ampliando las garantías judiciales para apoyar el cumplimento del nuevo plan de reestructuración de deuda.

Los mercados, uno de los termómetros de la negociación, se despertaron después del mediodía tras los rumores de un posible acuerdo. Las acciones de las principales empresas argentina en el exterior saltaron más del 10% marcando el pulso optimista de los inversores. Los bonos, fueron en esta misma línea con subas de hasta el 5% precio al cierre del mercado.

El principio de acuerdo se habría conformado luego de que el presidente Alberto Fernández y Martín Guzmán mantuvieran una extensa reunión antes del mediodía, aunque todavía no habían confirmado a los acreedores que cambios iban a introducir pera mejorar la última propuesta, sí había habido un acercamiento de posiciones entorno a los términos legales de los nuevos bonos.

Desde la primera oferta que hizo el ministro Guzmán -con un corte de 34 dólares promedio por lámina- hasta esta última -que llegaría a los 54 dólares- el Gobierno cedió a los acreedores más de 10.000 millones de dólares. De ahí el festejo de los mercados.

El Gobierna Nacional no tuvo más remedio que ceder en todo este último tiempo ya que se encuentra con muy poco margen de acción. Con una economía paralizada y sin dólares genuinos para intentar recomponerla, las presiones de los acreedores surtieron efecto.


Comentarios


Hay acercamiento para un acuerdo con los acreedores y los mercados festejan