Histórica jornada, rica en gestos y anécdotas



1
#

El papamóvil dejó los vidrios blindados, una pesadilla para la seguridad.

2
#

3
#

El diariero que atendió el llamado de Bergoglio y lo recibió con un insulto.

La jornada en que el cardenal Jorge Bergoglio asumió oficialmente su papado mostró imágenes y gestos para todos los gustos, con mucho protagonismo argentino. • El canillita sorprendido. “Dale Mariano, no seas boludo”. Así le contestó un canillita, creyendo que era una broma de un amigo, pero quien estaba del otro lado de la línea era nada menos que al papa Francisco. Se trata de Daniel del Regno, quien obviamente no podía creer que recibiera un llamado del papa, al cual conocía de cardenal, pero por cuestiones que tienen que ver con lo laboral. Es que el lunes, por la tarde, el diariero recibió un llamado del mismísimo Jorge Bergoglio para cancelar el reparto del diario que leía habitualmente, “La Nación”. El puesto está ubicado en Hipólito Yrigoyen casi esquina Bolívar, frente a la Plaza de Mayo, en Buenos Aires. El hombre que estaba a cargo, hijo del dueño, atendió el teléfono a las 13:15. “Hola, Daniel, habla el cardenal Jorge”, le dijeron. “Dale, Mariano, no seas boludo”, contestó, pensando que era un amigo que le hacía una broma. • La hermana: “Los va a volver locos”. María Elena Bergoglio, hermana del papa Francisco, remarcó que vio “emoción” en la cara del excardenal argentino y pronosticó puede ser el sumo pontífice que provoque un “gran cambio” en la Iglesia Católica. “Vi en su cara mucha emoción. Sigue siendo él. No lo van a estructurar y eso que estuvo muy tranquilo”, lo describió la mujer, al hablar ante los periodistas en su casa de la localidad bonaerense de Ituzaingó. María Elena dijo que el papa Francisco, con su acercamiento a los fieles en la Plaza de San Pedro previo a la misa de comienzo de su pontificado, “quiso decir ‘ustedes son lo más importante’”. “Me reía… Pobres los de seguridad, los va a volver locos. Pero es su opción y a mí me gusta”, dijo sobre el particular estilo del flamante papa Francisco. • Un cartonero y un docente, invitados de lujo. Un trabajador cartonero y un docente, que son amigos del papa Francisco y estuvieron hoy en la Plaza de San Pedro en El Vaticano, en la asunción del argentino Jorge Bergoglio como sumo pontífice, coincidieron hoy en destacar que el exarzobispo de Buenos Aires “siempre peleó por los pobres”. “Siempre lo seguimos a él a todos lados y él nos sigue las locuras nuestras también. Peleamos por todos los derechos del trabajador y contra el trabajo esclavo”, remarcó Sergio Sánchez, integrante del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE). Por su parte, el docente José María del Corral subrayó: “La revolución es él y Francisco es el concilio, y la Argentina está viviendo un regalo enorme porque el mundo nos mira y esta vez por la humildad”. “Luchó por el beneficio para todos y que no haya exclusión en ningún caso”, enfatizó Sánchez, quien llegó a Roma luego de que el Arzobispado de Buenos Aires solicitara a la Presidencia de la Nación la presencia de un trabajador cartonero en la comitiva oficial. Bergoglio ofreció una vez una misa en la plaza del barrio porteño de Constitución, donde cartoneros asistieron a esa ceremonia religiosa con sus carros. Finalmente, Del Corral recordó que el papa Francisco “siempre está en todos los detalles chiquititos”, interiorizándose por la familia de sus amigos y conocidos. • Un papamóvil muy distinto. El papa Francisco, el argentino Jorge Mario Bergoglio, llegó en un auto descubierto a la Plaza de San Pedro, en El Vaticano, donde una multitud lo esperaba para la ceremonia de asunción de su pontificado. El papamóvil, sin vidrios blindados que lo separen de los fieles, es el mismo modelo que utilizó Benedicto XVI en su asunción como papa y será subastado en los próximos días. Es un Mercedes Benz G500, que posee rieles para apoyarse y agarrarse. Está pintado de color “blanco místico Vaticano” con tapizados haciendo juego. • Un ritual distinto. El ritual de inicio del ministerio petrino comenzó a las 5:30 hora argentina, dentro de la basílica vaticana, donde Francisco rezó ante la tumba de San Pedro con diez patriarcas y otros arzobispos mayores de las iglesias orientales católicas. Luego, el cardenal protodiácono Jean Louis Tauran, el purpurado francés que el miércoles 13 de marzo anunció al mundo “Habemus papam”, le colocó el palio papal, la estola de lana de oveja con cruces rojas que se pone sobre los hombros, identifica y representa al buen pastor. En tanto, el cardenal Angelo Sodano, decano del Colegio Cardenalicio, le entregó al papa el anillo del pescador, de plata bañado en oro, y no de oro puro como es tradición, que confeccionó el orfebre pontificio Enrico Manfrini. • Otra pilcha. Francisco también decidió marcar diferencias con el anterior papa a la hora de lucir su vestuario. La Cruz, la señal de Cristo: mientras Joseph Ratzinger usaba una cruz dorada, Jorge Bergoglio eligió para lucir sobre su pecho una plateada. Los zapatos, el espejo del alma: medios argentinos aseguraron que antes de que el cardenal porteño viajara al Vaticano para participar en el cónclave le obsequiaron un par de zapatos nuevos porque los que se llevaba estaban ya muy gastados. Por su parte, el alemán lucía sus zapatos rojos, siempre pulcros y bien cuidados. Muchos fueron los que le obsequiaron con distintos modelos, sabiendo el aprecio que sentía por ellos. Hasta se dijo que usó unos Prada, algo que el Vaticano desmintió. Benedicto siempre se mostró con atuendos llamativos, deslumbrante en cada misa o acontecimiento religioso. Francisco salió de blanco pulcro ante una multitud que lo ovacionó y se emocionó con su presencia. Eso marca su humildad, como siempre remarcaron los que lo conocen desde su juventud. • Se viene el turismo papal. El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, relató sus sensaciones tras participar de la ceremonia del inicio del pontificado del papa Francisco y anunció que la Ciudad de Buenos Aires comenzará a trabajar para facilitar el acceso al turismo a los lugares relacionados con la vida de Francisco mientras fuera Jorge Bergoglio. Macri recordó en su tarea pastoral como cardenal y al que calificó como un “gran porteño que siempre se mostró muy preocupado por lo que pasó en la Ciudad”. El tour, que ofrece un hotel, tiene una duración de siete días en el que llevará a los turistas a los lugares más importantes que tuvieron relación con el papa. Su valor es de 1.000 dólares. Entre los lugares que se visitan están el lugar de nacimiento, una visita guiada al Seminario Jesuita donde estudió Francisco, por el Colegio de Salvador donde fue profesor y más. La Catedral Metropolitana se convirtió en la meca del turismo y el tradicional Obelisco se tiñó de los colores papales, tras la proclamación del arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio, como el primer papa de América Latina. • Un reconocimiento de la Capital. La Legislatura porteña debatirá el próximo jueves un proyecto que propone colocar una placa en la vivienda que habitó el papa Francisco, en el barrio de Flores.

El docente y el cartonero que asistieron a la creremonia.

Bergoglio recibe el anillo papal.


Comentarios


Histórica jornada, rica en gestos y anécdotas