Hoy se celebra el Día Internacional del Gato

Hoy hay que mimarlos un poco más que de costumbre.



Esta fecha fue instaurada en 2002 por el Fondo Internacional para el Bienestar Animal (IFAW siglas en inglés), como una cita dedicada a estos felinos que copan el tráfico de los videos de Internet. Se trata de uno de los días más emotivos en relación con estos animales domésticos, ya que se celebra tras la muerte de Sacks, el gato de la familia del ex presidente de los Estados Unidos Bill Clinton, en 2001.

Sacks recibía más de 100.000 cartas de fans al año, que eran puntualmente contestadas por un equipo de voluntarios acompañando como firma la huella impresa del gato.

Y es que te pueden gustar o no, pero nadie puede negar que acariciar a un gato es lo más relajante que existe. Muchos dicen que son traicioneros, pero eso no es cierto ya que los felinos son sólo precavidos y llegan a ser tan fieles y compañeros como los canes.

También se han hecho estudios sobre los beneficios que existen si hay un minino en la casa o hasta en el lugar de trabajo. El que ha estado enfermo puede dar fe que los gatos no se mueven del lado de su dueño mientras está convaleciente. El ronroneo es casi una canción de cuna.

Juguetones, expertos cazadores (sobre todo las hembras), compañeros y hasta "guardianes". Son los que sigilosamente cuidan nuestro sueño y hay quienes dicen que también nos protegen de las "malas energías" porque ven cosas invisibles a nuestros ojos.

¿Gato o pantera?

Gatos y humanos: consejos para una buena convivencia

* No utilices tus manos o pies para jugar con él. Lo más apropiado es usar juguetes para gatos.

* No lo golpees ni le grites. Conseguirás que el gato te tenga miedo o se defienda. Busca otras maneras.

* No lo persigas, no le grites y no lo mires fijamente si quieres que venga. Dale tiempo y espacio. Los mininos suelen acercarse a la persona más tranquila.

* No lo arrincones ni lo bloquees para acariciarlo porque puede asustarse. Cuando se acerque, dale una buena sesión de mimos.

* No lo molestes mientras duerme: para un gato el descanso es sagrado.

* No le tires la cola. Con ella se comunican, guardan el equilibrio y es súper delicada.

* No le rasques la barriga, las patas o la cola, mejor ir directo a la zona delante y detrás de las orejas y debajo del mentón. Le encantará.

* No lo tomes en brazos sin haberte asegurado antes de que le gusta que lo levanten. Muchos gatos prefieren tener las cuatro patas en el suelo.

* No lo intentes tranquilizar si de repente aplana las orejas, empieza a bufar o gruñir, mientras da latigazos con la cola. Será mejor que lo dejes tranquilo porque esta es señal de que está muy alterado.


Comentarios


Hoy se celebra el Día Internacional del Gato