Iberoamérica inicia una cumbre con consensos y sin Fidel

Ejes: terrorismo, migración, cohesión social y apoyo a Venezuela.



SALAMANCA (DPA) – Los ministros del Exterior aprobaron ayer por unanimidad el “armazón” de la declaración final de la XV Cumbre Iberoamericana, que arranca mañana en la ciudad española de Salamanca bajo el signo del consenso y sin el líder cubano Fidel Castro, cuya ausencia fue confirmada oficialmente a última hora.

La ausencia de Castro de la Cumbre Iberoamericana de Salamanca, confirmada a última hora del jueves tras varios días de especulaciones, conjuró los temores de que el líder cubano, en unión con el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, eclipsara la reunión . La negativa de Castro, sin embargo, también puede ser interpretada como un revés para el gobierno español, que confiaba en que la cumbre de Salamanca marcaría el regreso del mandatario cubano a este foro después de cinco años de ausencia.

No ha habido ninguna dificultad entre los cancilleres iberoamericanos para aprobar el grueso de la declaración, aseguró el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos.

Esta será “menos retórica y más práctica” que otros años, con propuestas de “compromiso, solidaridad y creación de espacio común”.

Si lo aprobado por los cancilleres no es modificado por los jefes de Estado, la XV Cumbre Iberoamericana reafirmará asimismo el compromiso de “combatir el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones, con estricto apego al derecho internacional, a las normas internacionales de protección de los derechos humanos y el derecho internacional humanitario”.

Además apoyará, sin citarla, la petición de Venezuela a Estados Unidos de que extradite al anticastrista Luis Posada Carriles -de nacionalidad venezolana y acusado de planear atentados contra Fidel Castro y contra Cuba- por la voladura de un avión comercial cubano en 1976, en la que murieron sus 73 pasajeros.

Cuba mostró ayer su satisfacción por este hecho a través de su canciller, Felipe Pérez Roque. También esta vez habrá una referencia a la ley estadounidense Helms-Burton, pidiendo que se levante el agravamiento del embargo norteamericano a Cuba. Lo relativo a los tres grandes temas oficiales del encuentro -migración, situación económica de la región y la proyección internacional de la Comunidad Iberoamericana- quedó abierto en el borrador de declaración para que lo acuerden a partir de hoy los mandatarios de los 19 países latinoamericanos, junto a los de España, Portugal y Andorra.

Enrique Iglesias, que encabeza la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) -la gran novedad de estas cumbres que inicia en Salamanca su andadura-, afirmó que es “la parte más importante” del encuentro, aunque admitió que todavía no está en condiciones de entregar un calendario debido a que lleva una semana en el cargo. Sin embargo, prometió que a lo largo de este año elaborará un “programa integral de trabajo” que presentará en la próxima cita, en Uruguay.


Comentarios


Iberoamérica inicia una cumbre con consensos y sin Fidel