Igualdad y responsabilidad



Cinco Saltos

“La pandemia ha generado una crisis filosófica que nos obliga a debatir, como individuo y sociedad, ética , sanitaria, económica y políticamente. Y como consecuencia de ello, debatir “el Estado”.

Las grandes mayorías estamos de acuerdo que debemos cambiar: como individuos, ser más éticos y solidarios; como sociedad, más solidaria, más justa y saludable; y como Estado, queremos que nos garantice más democracia, justicia, igualdad y bienestar. El cambio cultural nos exige responsabilidades individuales y públicas inexcusables, para no generar actos de inequidad.

El Estado y la sociedad ante la pandemia asumieron la protección y defensa de la salud, imponiendo ética y legalmente actuar con responsabilidad. El incumplimiento de ello nos impone sanciones.

A los individuos: multas y hasta prisión; a los funcionarios, por sus actos que afecten la salud pública (el bien común), la renuncia inexcusable, multas y hasta prisión. Los ciudadanos estuvimos mayoritariamente de acuerdo que el joven, que violando la cuarentena, embarcó en un buque y puso en riesgo la salud de 400 conciudadanos, fuera multado y juzgado por ello. Sin embargo, la responsabilidad ética, legal y política por el accionar de los funcionarios que pusieron en riesgo la salud de millones de ciudadanos fue excusada.

Millones de ciudadanos somos testigos de este acto de violación del principio de igualdad, que afecta la credibilidad pública del gobierno, y limita el poder ético ejemplificador que deben tener los funcionarios públicos para poder conducir un cambio cultural. “Lo peor de la peste no es que mata los cuerpos, sino que desnuda las almas y ese espectáculo suele ser horroroso” - Albert Camus “La Peste” (1947).

Edgardo Roberto Arca
DNI 12.820.329


Comentarios


Igualdad y responsabilidad