Impide vender el fluido a un tercer país





SANTA CRUZ, Bolivia- El acuerdo sobre gas suscrito por los presidentes Kirchner y Morales establece una cláusula que prohíbe al gobierno argentino vender el gas importado a un tercer país, en clara referencia a Chile, nación con la cual La Paz mantiene un contencioso histórico por la salida al mar.

El acuerdo de provisión por 20 años, que permitirá a Argentina cuadruplicar su abastecimiento de gas y que reportará a Bolivia unos 17.000 millones de dólares en ese lapso, expresa la prohibición de que el fluido sea revendido a terceros países, confirmó el vicepresidente boliviano, Alvaro García Linera.

La cláusula ratifica un procedimiento de julio del 2004 cuando Bolivia se comprometió a exportar gas a Argentina, sumergida en una honda crisis energética, y le expresó esa condición.

La cláusula de exclusión impuesta a Argentina en el 2004 por el presidente boliviano de entonces, Carlos Mesa, y ahora por su sucesor Morales, busca aprovechar los apremios energéticos de Chile, que se ha dicho incluso dispuesto a pagar hasta 8 dólares el millón de BTU, precio vigente en el mercado asiático, para mantener en marcha su industria.

Pero el gas representa para el gobierno de La Paz un factor político: Bolivia apunta a recuperar una pequeña porción de los 400 km lineales de litoral que perdió en una guerra con Chile en 1879 y al efecto el país ha manejado la estrategia de 'gas por mar' (utilizar el gas como recurso de negociación para recuperar acceso al Pacífico), que fue aprobada en un referéndum en el 2004. (AFP)


Comentarios


Seguí Leyendo

Impide vender el fluido a un tercer país