Impuesto a los influencers, el próximo gran debate

El proyecto de ley impulsado por la senadora Cristina del Carmen López Valverde generó un gran revuelo en redes sociales. ¿De qué se trata? ¿A quiénes abarcará?



Stephanie Demner, una de las influencers que sube contenido de marcas.

Stephanie Demner, una de las influencers que sube contenido de marcas.

“Impuesto para influencers”. Bajo esa premisa, las redes sociales se llenaron de debates en las últimas semanas. Pero, ¿de qué hablamos cuándo hablamos de este supuesto impuesto, que generó tanta repercusión?


En principio tenemos que aclarar que estamos hablando de un proyecto de ley, presentado en la Cámara de Senadores por una legisladora del Frente de Todos, y denominado “Régimen legal para influencers”. ¿Cuál es el objetivo de la propuesta impulsada por la sanjuanina Cristina del Carmen López Valverde? Básicamente, regular las publicidades que realizan en sus redes los usuarios considerados como “influencers”, englobando en dicha categoría a las personas más populares y con grandes números de seguidores , entre otros.

Con este proyecto, la senadora busca que los usuarios se registren ante la AFIP y que, ante un posteo que implique una colaboración con alguna marca y que reporte un beneficio económico para el usuario, se use el hashtag #PublicaciónPaga. En caso de no cumplir con las condiciones descritas en el texto, se prevén multas con montos elevados.

El proyecto, que comenzó a ser debatido en reunión de asesores la semana pasada, fue presentado por la oficialista sanjuanina Cristina López del Carmen Valverde; pero recibió el respaldo de varios de sus compañeros de la bancada del Frente de Todos, como la mendocina Anabel Fernández Sagasti; la tucumana Beatriz Mirkin, la formoseña María Teresa González y la pampeana Norma Durango; además del presidente de la Comisión de Medios y Libertad de Expresión de la Cámara alta, el peronista chubutense Alfredo Luenzo.

Para entender bien quienes serían alcanzados por este impuesto, vale revisar el texto del proyecto, que considera influencers a “todas las personas que poseen un número importante de seguidores o suscriptores y son sujetos verificados por la red social” y que “a través de su cuenta utilizan su alto grado de exposición, su imagen reconocida en las redes sociales y su capacidad de convencimiento para promocionar un determinado objeto, producto o servicio con el objetivo de influir en las decisiones de consumo de sus seguidores y de este modo obtener algún rédito económico en su beneficio”.

La senadora sanjuanina López Valverde impulsó el proyecto de ley para el impuesto.


La iniciativa alcanza a los influencers que ejecuten servicios de “publicidad digital, con domicilio legal o con residencia continua de al menos 2 años en territorio nacional”; pero también a los que “realicen servicios de publicidad digital que residan o se domicilien en otro Estado” cuando “los servicios que ofrezcan se hagan mediante un establecimiento situado en Argentina”.

El senador Alfredo Luenzo, uno de los que acompañó la propuesta de López Valverde, aseguró que “el objeto del proyecto es regular la actividad del influenciador o influencer en cuanto realiza servicios publicitarios digitales, en las redes de telecomunicaciones por vía electrónica, sus derechos y obligaciones, así como el régimen sancionador aplicable”.

Uno de los puntos que generó polémica -y críticas por parte de los influencers- es qué se considera publicidad digital, para lo que se armó una descripción completa (ver aparte).

Todos los influencers emitimos factura cuando trabajamos con marcas, para eso somos monotributistas”

explicó @JuanitoSay, uno de los influencers que habló de la polémica.


Otro apartado clave sostiene que “el anunciante está obligado a especificar con claridad en los contratos la naturaleza publicitaria del contenido que publican”.

Rápidamente, los futuros afectados sentaron postura respecto a esta situación. Luego de que varios usuarios apuntaran contra los influencers con insultos y burlas al estilo “al fin les toca a ustedes”, la neuquina Sofía Morandi habló al respecto en Twitter, donde escribió “¿Por qué flashean que algunos no pagamos impuestos? AFIP me rompe bien el o*** hace 4 años”. Otra apuntada fue Sol Pérez, quien contestó a uno de los usuarios afirmando que “yo ya pago impuestos por eso. Las marcas que me pagan por subir cosas las facturo”, discurso que se vio apoyado por @JuanitoSay (user con más de 50 mil seguidores), que explicó que “todos los influencers emiten factura cuando trabajan con marcas, para eso somos monotributistas”.

Así, quedó planteado un primer borrador de este “impuesto a los influencers”, cuyo proyecto de ley será debatido en los próximos días y deberá pasar por ambas cámaras. Algo es seguro: el runrún mediático que se generó, sobre todo en redes sociales, se amplificará notoriamente en estas semanas.


¿Qué se considera publicidad digital?



 Unboxings: entran en esa categoría el desempaquetado y revelado de los productos, con una descripción de sus características, a través de un video o una foto. Siempre se hace hincapié en la marca.

 Sorteos de productos: muchas veces las marcas brindan un objeto para sortear.

“Coscu”, uno de los youtubers más reconocidos del país y del continente. Se lo puede considerar un influencer.


 Fotos o videos de los productos y sus marcas.

 “Toda otra forma de anuncio o promoción viabilizada a través de redes sociales que en el futuro pueda crearse, siempre que para su ejecución exista una contraprestación entre el influenciador y el anunciante”.


Comentarios


Impuesto a los influencers, el próximo gran debate