Inauguran los Juegos Olímpicos en medio de la indiferencia de los japoneses

Habrá una austera ceremonia debido a la pandemia de Coronavirus y las restricciones sanitarias.

La ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos no generaron atención en los aficionados japoneses en medio de la pandemia de Coronavirus. Gentileza.

Japón se prepara para celebrar mañana la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos (JJOO) en el Estadio Olímpico de Tokio, pero lejos de vivirse como una fiesta popular, el contexto de pandemia y el incremento en los casos de coronavirus, las restricciones y una campaña de vacunación acelerada a último momento, alimentaron un clima de indiferencia en la sociedad japonesa.

Los 122 millones de habitantes de Japón viven desde marzo de 2020 con el cierre de fronteras, recomendaciones, estado de emergencia, alivio de medidas, recomendaciones otra vez, en medio, la renuncia del primer ministro y la postergación en 2020 de los Juegos Olímpicos, que costó 2.500 millones de dólares.

“Supongo que a muchas personas les gustaría disfrutar de uno de los espectáculos más importantes de su vida, pero debido a la pandemia de Coronavirus, no podemos celebrarlo completamente con los brazos abiertos, como era la primera intención que teníamos”, manifestó Eri Watanabe.

Actriz de doblaje y traductora, Watanabe todas las mañanas viaja una hora y media a la villa olímpica, donde trabaja para uno de los patrocinadores de los Juegos Olímpicos. "Tenía muchas ganas de trabajar para los juegos. Estoy feliz de comunicarme y apoyar a atletas de todo el mundo. Ojalá hubiéramos podido disfrutar de este momento sin la pandemia, pero definitivamente será un recuerdo inolvidable para mí”, resaltó.

En un principio, cuando ni existía la posibilidad de una pandemia, el entonces premier y líder del Partido Liberal Demócrata, Shinzo Abe, consideró que los JJ.OO. serían los “Juegos de la Recuperación”, que subsanarían el triple desastre de 2011, cuando un tsunami causó la catástrofe nuclear de Fukushima, y sacarían al país de 30 años de letargo económico.

Algo similar a 1964, después de la derrota de la Segunda Guerra Mundial, cuando se realizaron por primera y única vez los Juegos Olímpicos en Japón.

Pero la incertidumbre por la implosión de la pandemia obligó al premier a postergar el evento y, tras su renuncia en agosto pasado debido a su mala salud, asumió su jefe de gabinete, Yoshihide Suga, de 72 años, quien continuó con los planes de su antecesor, mientras su popularidad cayó al 33 por ciento, según un sondeo de la emisora pública NHK.

No obstante, la oposición de los japoneses a los Juegos Olímpicos decreció a medida que los casos de Covid-19 avanzaron y aparecieron nuevas variantes más contagiosas.

En Tokio se realizará mañana la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos sin mucho interés de los aficionados. Gentileza.

Según una reciente encuesta de la consultora Morning, el 62 por ciento de los japoneses opinó que los juegos deberían cancelarse o posponerse frente al 71 por ciento de junio último, y un 83 por ciento se declaró preocupado por los riesgos a los que se atienen.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Inauguran los Juegos Olímpicos en medio de la indiferencia de los japoneses