Inspección ocular al hospital por la muerte de Renata

El juez y los fiscales recorrieron el nosocomio de El Bolsón para investigar una denuncia por mala praxis.



#

Los fiscales Francisco Arrien y Martín Govetto estuvieron en la inspección al hospital.

Fernando Bonansea

EL BOLSÓN (AEB) - El juez Marcos Burgos, junto a los fiscales Francisco Arrien y Martín Govetto y el abogado querellante José Luis Bianco, concretaron ayer una inspección ocular en el hospital local, donde recorrieron y tomaron fotografías de los sectores de la guardia, sala de rayos y comedor, en el marco de la investigación por la denuncia de mala praxis realizada por los padres de Renata Almonacid, la niña de seis años fallecida hace un mes como consecuencia de una gripe H3N2, que “se mezcló con otra bacteria”. En correspondencia, y durante dos días, los funcionarios judiciales tomaron declaración a unos 15 testigos de lo sucedido desde el sábado 10 de octubre, cuando la nena fue llevada por primera vez al centro de salud para ser asistida por los profesionales, hasta el desenlace fatal que se produjo dos días más tarde. Al respecto, Arrien detalló que “hasta el momento está imputado el personal médico que actuó en el momento en que se produjeron los hechos, aunque necesitamos corroborar ahora una serie de pruebas para terminar de definir la cantidad de personas implicadas”, que en principio serían tres o cuatro. “Ya tenemos certezas de lo acontecido, ahora estamos avanzando en la investigación”, puntualizó. Imputación genérica Por su parte, Govetto destacó que “estuvimos con los familiares, acompañando las declaraciones testimoniales sobre esta imputación genérica sobre personal del hospital, donde estamos investigando un posible delito de homicidio culposo, ya que falleció una niña. A raíz de las audiencias celebradas ayer, surgieron nuevos datos que permitieron convocar a más testigos”. Arrien aclaró además que “no influimos en nada acerca del proceso administrativo sobre los cambios en la conducción del hospital, es un trámite que hace en forma paralela el Ministerio de Salud”. A su turno, el abogado querellante, José Luis Bianco, remarcó su conformidad “con lo actuado hasta el presente”, a tiempo que indicó que “el expediente aún no está caratulado”, más allá de la denuncia por mala praxis que en su momento planteo el padre de la menor fallecida. “Recién se están haciendo las primeras instrucciones por parte del magistrado que atiende en la causa, como la ronda de testigos, y estamos en la etapa de secreto de sumario”, amplió. Cabe recordar que el fallecimiento de Renata derivó más tarde en una multitudinaria marcha de vecinos (se calcula unos 4.000 manifestantes), que obligaron a las autoridades sanitarias a pedir la renuncia de la directora del hospital. Ayer trascendió que este jueves se produciría la designación del reemplazante, incluyendo la visita del ministro Fabián Zgaib. En medio, tras una asamblea, los trabajadores hospitalarios pidieron “consenso” para dicho nombramiento, al tiempo que señalaron sentirse “muy poco acompañados por las autoridades superiores y por la jefa de la Cuarta Zona Sanitaria. En ningún momento se presentaron para saber qué nos estaba pasando, qué sentíamos y cómo podíamos salir adelante con toda esta situación”.


Comentarios


Inspección ocular al hospital por la muerte de Renata