Invap repatrió a su gente y dejó el Saocom en Estados Unidos

El satélite quedó en Cabo Cañaveral y será lanzado cuando la situación se normalice. Todos los empleados regresaron a casa.





Para cuando la propagación del coronavirus se transformó en pandemia, en Invap, organizados como son, ya habían comenzado a diagramar el “operativo retorno” de los físicos, ingenieros y técnicos que solían estar en sitios tan diversos como Brasil, Argelia, Holanda o Estados Unidos.

Quedaron en esos puestos remotos los que ya tienen residencia permanente lejos de Bariloche.

La cuarentena encontró a Invap en pleno proceso de puesta en el espacio de un nuevo satélite, el Saocom 1B, que en febrero había partido de Bariloche rumbo a Estados Unidos para ser lanzado a finales de marzo.

“Está bien guardado”, le dijeron a Río Negro desde la sede central de Invap, en el Este de Bariloche. El lanzamiento se realizará una vez que el mundo supere esta crisis sanitaria desde Cabo Cañaveral, el centro espacial que estados unidos tiene en el estado de Florida.

Esta es la versión dos de los Saocom; el primero fue lanzado en 2018. Son satélites de observación de la Tierra y el propietario es la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae).

Integran junto a otros tres satélites una constelación argentino-italiana.
Invap es una empresa del Estado rionegrino, creada hace 44 años por físicos de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) de Bariloche.
Desarrolla proyectos en soledad y junto a terceros (en general, agencias gubernamentales argentinas y de países como Australia, Holanda, Bolivia, Brasil o Argelia). Son emprendimientos que duran años y muchas veces los contratos exigen un trabajo posterior de mantenimiento o actualización; de ahí que haya un cuarto del personal que no vive en Bariloche.

En Arabia Saudita construyen un reactor de investigación de baja potencia; en Argelia, la modernización del reactor NUR, la construcción de una planta de radioisótopos y la ampliación de la planta de producción de combustibles; en India, construyen y ponen en marcha de una planta de radioisótopos; en Holanda hacen un reactor de investigación; en Brasil hacen la ingeniería del Reactor Multipropósito Brasileño, RMB; y en Bolivia levantan tres centros de radioterapia.

En el área espacial, son socios de la empresa Turkish Aerospace, de Turquía, para el desarrollo de un satélite de comunicaciones llamado MiniGeo, para salir a venderlo a través de una sociedad conjunta llamada Gsatcom.

Río Negro consultó a una alta fuente de la compañía sobre los argentinos que, por Invap, estaban en el exterior.

Todos los que estaban en campañas de trabajo en el exterior fueron repatriados, los últimos volvieron hace más de dos semanas”, respondieron.

Solo quedaron en el exterior algunos pocos empleados de Invap que están en modo residentes en esos sitios”, añadió la fuente.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Invap repatrió a su gente y dejó el Saocom en Estados Unidos