Investigan la venta de autopartes robadas

Creen que hay comercios neuquinos que comercializan los repuestos. Las pistas surgieron a partir de operativos en los cuales esta semana se encontraron tres autos sustraídos.



Archivo

NEUQUÉN (AN).- La Policía confirmó que está vigente en el negocio clandestino de las autopartes y se trabaja en una línea de investigación que vincula a comercios de la zona que se encargan de la reducción. El dato salió a la luz a partir de una investigación por el robo de vehículos que concluyó con un allanamiento realizado el martes en el barrio Independencia. Personal del departamento de Sustracción de Automotores por orden del Juzgado de Instrucción 5 allanó una vivienda ubicada en la intersección de las calles Potente y Estanislao del Campo. En el fondo de la propiedad encontraron dos Fiat Uno que habían sido robados durante las últimas 72 horas. Uno de los vehículo fue sustraído en jurisdicción de la Comisaría 41ª mientras que el otro lo robaron en la zona del bajo neuquino. En la diligencia también secuestraron un bloque de motor de un Renault Clio que al ser verificado se constató que la codificación alfanumérica tenía un pedido vigente de la comisaría de investigaciones primera de principios de abril. El dato de que el lugar se usaba de desarmadero llegó a oído de los investigadores la mañana del martes por lo que se montó un equipo de trabajo que realizó observaciones en la zona y confirmaron la ubicación de los vehículos. Desguace Durante el procedimiento no se logró dar con las personas que se dedican a esta actividad pero se pudo establecer que el dueño de la casa les alquilaba el lugar para desguazar los autos por lo que le iniciaron una causa por encubrimiento. Fuentes de la investigación confiaron que el negocio de las autopartes está vigente en Neuquén. “Roban este tipo de autos que son los que más abundan en el parque vehicular neuquino por lo que se requieren muchos repuestos y autopartes”, explicó un investigador. En la actualidad los autos son robados y dejados un par de días en algún aguantadero para luego desguazarlos en cuestión de minutos. “Sacan todo aquello que pueden vender como puertas, capot, techo, guardabarros, paragolpes, cubiertas, llantas y todo lo que se puede recuperar de la zona del motor”, aclaró la fuente ante la consulta de este diario. “El resto de la carcaza del auto la cortan con una amoladora y con una masa la reducen a chatarra para comercializarla en las chacaritas”, confió el uniformado. En esa línea reconoció que “antes de esos pedazos los tiraban o enterraban en la meseta ahora los venden”, detalló el efectivo a este diario. En cuanto a los lugares por donde se reducen las autopartes la fuente consultada aseveró que se sigue una línea de investigación que relaciona a comercios de la zona en dicha tarea.


Comentarios


Investigan la venta de autopartes robadas