Investigan violencia de género contra la mujer quemada en Cipolletti

El protocolo para este tipo de casos indica que se debe abordar con perspectiva de género, e investigar si podría tratarse de un intento de femicidio. Las evidencias están siendo analizadas y peritadas.



El hospital de Cipolletti realizó una nueva ablación que ayudará a personas con dificultades visuales. Foto: Archivo.

El hospital de Cipolletti realizó una nueva ablación que ayudará a personas con dificultades visuales. Foto: Archivo.

La fiscalía de Cipolletti investiga el caso de una mujer que ingresó, hace una semana, al hospital local con graves quemaduras en el cuerpo. El protocolo para este tipo de casos indica que se debe abordar con perspectiva de género, e investigar si podría tratarse de un intento de femicidio. Las evidencias están siendo analizadas y peritadas, tanto la ropa de la chica, una botella de alcohol y un encendedor, que hallaron en la vivienda de la toma 2 de Febrero.

En la precaria casa trabajó personal de la Brigada de Investigaciones y de Criminalística. La ropa de la joven fue enviada a peritar, con el objetivo de esclarecer el contexto en el que fue arrojado sobre el cuerpo el líquido inflamable. Lo propio se realiza con la botella de alcohol, que fue hallada en el interior de la casa, y con un encendedor que estaba afuera.

El cuñado de la joven, junto con un vecino, fueron quienes la llevaron al hospital Pedro Moguillansky. Por eso revisaron las cámaras. Allí se lo pudo ver "tranquilo", según calificó el fiscal del caso, Martín Pezzetta. El hombre de 55 años convivía con la mujer, y fue pareja de su hermana. Permaneció poco más de una hora y media en la guardia, y luego volvió a su casa a bordo del auto del vecino

El lugar permaneció custodiado por personal policial, y la versión que dio el hombre fue que apagó las llamas con un fuentón y luego llamó al 911. Ante la demora, despertó al vecino y ambos llevaron a la mujer en auto, todavía consciente. El recipiente azul se encontraba en el patio, acorde a la versión que había brindado.

En mayo, una hermana de la joven de 25 años murió, tras una semana de agonía. Ella también había ingresado al hospital con graves que maduras, que, según la investigación judicial, habían sido autoinfligidas. En ambos casos se trata de personas en situación de "vulnerabilidad total", explicó Pezzetta.

Respecto de la muerte de su hermana, Pezzetta aclaró que el cuñado no se encontraba en el lugar ya que "estaba preso por robos en Neuquén". Sí estaba allí uno de los hermanos de la víctima fatal, que actualmente está detenido.

Para Pezzetta, el contexto en que la mujer vivía era de "indefensión total". Ella se había ido de esa casa, pero como no tenía otro lugar adonde vivir regresó. "Es evidente la situación de vulnerabilidad", aclaró el fiscal, y agregó que sí podría haber indicios de "violencia de género" en ese sentido, pero aclaró que eso no se vio reflejado en "el acto en que ella resultó lesionada".

El protocolo de Nación, que se adecua a la resolución 12/18 de la Procuración General, indica que los casos en los cuales hay mujeres fallecidas en muertes no naturales o no accidentales, deben ser investigados con perspectiva de género, y tratarlos como si fueran un femicidio.

El protocolo se respetó a rajatabla

fiscal del caso, Martín pezzetta

El parte médico

La directora del hospital de Cipolletti, Claudia Muñoz, explicó que el "estado de la paciente sigue siendo muy delicado", y añadió que se prevé que su evolución "sea lenta", debido a que el cuadro es de "injuria pulmonar".

"El distrés respiratorio se generó producto de la quemadura de la vía aérea, esto agrava mucho más el estado de la paciente", dijo la médica, y señaló que presenta otras lesiones en la parte de los glúteos y rostro, también por la acción de las llamas.

El hecho y las pruebas

Todo ocurrió el jueves pasado (7 de noviembre), en la casa del cuñado de la mujer, en el barrio 2 de Agosto. La joven de 25 años llegó a la guardia con severas quemaduras en su cuerpo. Hace un tiempo convivía con el cuñado. que fue quien la trasladó al hospital.

La evidencia fundamental encontrada en el lugar del hecho fue una botella de alcohol y un encendedor. Las filmaciones de las cámaras de seguridad del hospital de Cipolletti aportaron datos de quienes la llevaron y en qué vehículo. Además se realizan pruebas sobre la ropa, y se tomaron numerosas declaraciones.


Comentarios


Investigan violencia de género contra la mujer quemada en Cipolletti