Será condenado por segunda vez, ahora por intento de femicidio

En septiembre fue a juicio y lo condenaron a cuatro años y medio de prisión por lesiones graves. El acusado le clavó una tijera a la víctima quien tuvo que ser asistida en el hospital.



Quiróz sigue detenido y ahora la condena podría agravarse.

Quiróz sigue detenido y ahora la condena podría agravarse.

Jorge Alberto Quiroz, el joven que apuñaló a su expareja Angie Henríquez con una tijera el 4 de enero de año pasado en Roca, podría ser condenado a fines de mes por intento de femicidio.

La audiencia de cesura se llevará a cabo el 28 y el abogado de la querella Marcelo Hertzriken Velasco anticipó que pedirá una pena superior a los 10 años de prisión.

El imputado ya había sido declarado culpable y sentenciado en septiembre pasado a cuatro años y medio de cárcel pero por “lesiones graves agravadas”. La pena la fijó el tribunal integrado por los jueces Fernando Sánchez Freytes, Oscar Gatti y Gastón Martín.

Sin embargo el representante de la víctima y la fiscal Graciela Echegaray solicitaron que se revisara la sentencia del caso.

A fines del año pasado los magistrados del Tribunal de Impugnación, Miguel Ángel Cardella, María Rita Custet y Carlos Mussi, revocaron el dictamen.

De esta manera Quiroz fue hallado culpable de “tentativa de homicidio agravado, por ser pareja y en el marco de violencia de género”. La escala punitiva para este delito va desde 10 a 15 años.

La carátula de la causa había cambiado en dos oportunidades ya que en un principio se lo imputó por “lesiones graves” y quedó en libertad.
Avanzada la investigación, el querellante pidió que se lo vuelva a detener y que la carátula sea tentativa de femicidio.

Finalmente, los representantes de la víctima lograron esa calificación legal y tener al victimario todo el proceso tras las rejas.

Pero llegado el juicio, el tribunal decidió desechar esa calificación y lo declaró culpable por “lesiones graves” con una pena de cuatro años y medio de prisión efectiva.

Hertzriken Velasco manifestó su conformidad luego de que el Tribunal de Impugnación revocó el dictamen, “fue acertado, la decisión fue ajustada a derecho que es la propusimos desde el inicio de la causa”, expresó. Además señaló que un nuevo tribunal deberá fijar la pena.

El hecho

El 4 de enero del año pasado, a las 22:30 Henríquez (21) estaba en la casa de su expareja, Quiroz, con quien mantenía una discusión en ese momento.
Según la fiscal jefe Echegaray, la mujer cuando se intentó retirar fue acorralada por el hombre en el garaje, mientras ella tenía a su bebé en brazos.

El sujeto primero le quitó al nene, se abalanzó sobre ella y le asestó una puñalada con una tijera.

La víctima terminó en terapia intermedia en el hospital de Roca.

Horas más tarde la Policía detuvo a Quiroz. Desde entonces el sujeto continúa con prisión preventiva.

La madre de Henríquez contó que los dos tenían denuncias por los hechos de violencia que vivió la pareja, entre ellas una 3040 (Violencia Familiar), a través de la cual le impusieron una prohibición de acercamiento a la expareja de la víctima.


Comentarios


Será condenado por segunda vez, ahora por intento de femicidio