“Iron Sky”, ciencia-ficción nazi en la Berlinale

¿Un programa secreto nazi en la cara oculta de la Luna? Ese es el punto de partida de “Iron Sky”, una oscura comedia de ciencia-ficción que después de hacer furor en la red acaba de estrenarse en una sección paralela de la Berlinale.




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

Dirigida por el finlandés Timo Vuorensola (”Star Wreck”), que además es el cantante de la banda de black metal Älymystö, “Iron Sky” cuenta con unos efectos especiales sorprendentes para una película de serie B, y es todo un espectáculo trash, con un humor de lo más políticamente incorrecto y algún guiño al clásico de Chaplin “El Gran Dictador”.

Pero además, el filme es todo un ejemplo del nuevo cine 2.0: Cuando en 2008 se presentó el primer trailer del proyecto en el festival de Cannes, la comunidad virtual se volcó para que saliera adelante. Y lo consiguieron: 1,3 millones de dólares de los 9,9 (7,5 millones de euros) que conforman su presupuesto fueron aportados por miles de fans.

A la financiación se sumó una activa campaña publicitaria a través de Facebook y Twitter, donde los seguidores no paran de crecer. Y gracias a la plataforma Wreckamovie.com, los internautas pudieron participar aportando sus propias ideas, desde los nombres de los protagonistas a aspectos más técnicos como modelos tridimensionales para una nave espacial.

Y es que “Iron Sky” tiene muy poco que ver con el cine de temática nazi realizado hasta la fecha. La trama transcurre en el año 2018, cuando los nazis que abandonaron la Tierra tras la Segunda Guerra Mundial y se instalaron en la cara oculta de la Luna se preparan para regresar y fundar el Cuarto Reich.

Durante estos 70 años, han logrado construir una gigantesca fortaleza espacial con un ejército de platillos volantes. Pero de pronto, el astronauta estadounidense James Washington (Christopher Kirby) aterriza con su transbordador espacial demasiado cerca de la base nazi. Y el Führer de la Luna (Udo Kier) decide que ha llegado el momento de recuperar la Tierra.

Götz Otto (”Tomorrow Never Dies”) y Julia Dietze (”1 1/2 Ritter”) dan vida a dos oficiales nazis que viajan a la Tierra para preparar la oscura invasión. Y en un giro que roza lo absurdo, una presidenta de Estados Unidos (Stephanie Paul) con curiosas similitudes a Sarah Palin decide aprovechar la coyuntura como propaganda electoral.

Tras su esperado estreno en la Berlinale, la película llegará a las salas comerciales de Finlandia, Alemania y Reino Unido el 4 de abril.

dpa


Comentarios


“Iron Sky”, ciencia-ficción nazi en la Berlinale