Juan, al rescate de las historias de los gauchos de la Línea Sur

Juan Antonio Muñoz recorre Jacobacci y sus inmediaciones en busca de los testimonios de los habitantes de los campos.





Juan Antonio Muñoz durante una de sus entrevistas a pobladores de la Región Sur. Foto: José Mellado

Juan Antonio Muñoz durante una de sus entrevistas a pobladores de la Región Sur. Foto: José Mellado

“La palabra del gaucho siempre es sincera. Me apasionan las historias que cuentan”, afirma Juan Antonio Muñoz, quien periódicamente recorre las inmediaciones de Jacobacci y campos cercanos en busca de historias de vida que dejan enseñanzas.

Con una pequeña cámara GoPro, camina la zona en busca de personajes que se prestan a contarles lo que sienten, lo que hacen, lo que les gusta, sus penurias y lo que sueñan, en definitiva una parte de sus vidas.
Luego, esas enriquecedoras charlas se contextualizan, se editan y se difunden a través de las redes sociales y por radio.

Postal campesina: el mate y el compañero fiel. Foto: Juan Antonio Muñoz

Juan recuerda que la pasión por rescatar historias de vida comenzó a desarrollarla en su paso por la facultad, en Roca, en la materia “Producción Radiofónica” de la carrera de Comunicación Social.

Una de ellas reflejó el sentir de un joven estudiante que debía transitar largas horas arriba de un micro por caminos polvorientos hace ya algunos años para poder llegar desde algún pueblo de la Línea Sur a General Roca, donde iba a estudiar.

Seguramente esa historia, en la que se vio reflejado, fue el disparador. Y hace unos años, como hobbie, empezó a retratar personas, animales y atardeceres en la inmensidad de la meseta patagónica. Fotos en las que se ven reflejado el “buen ojo” para captar momentos y figuras a las que luego les pone un título.

Desde hace un tiempo, esos trabajos comenzaron a convertirse también en pequeños cortometrajes. Juan admite que siempre que salía a sacar fotos se cruzaba a algún gaucho. Un día cargó la cámara filmadora, encontró las mismas historias y empezó a rescatarlas a través de videos.


“Cuando me encuentro con la gente del campo o aquella que vive en la periferia para mi es un placer charlar porque es gente muy sincera. A veces con un gesto te dicen todo”, dice.

A pastorear en las inmediaciones de Jacobacci. Foto: Juan Antonio Muñoz

“Es la esencia de la gente del campo, del paisano, del paisaje rural que lo rodea, a veces te invitan a la casa a tomar mates o a comer una torta frita, se muestran muy dispuestos y eso facilita el trabajo que hago. Además me gusta lo que hacen y trato de involucrarme en su contexto”, agrega Juan.

En general las historias son filmadas a la intemperie, con el sonido de los animales y el viento típico de la Patagonia y con el contexto de la aridez de la meseta. No son entrevistas rígidas y guionadas, sino charlas amenas que tienen un ida y vuelta entre entrevistado y entrevistador.

Así, a lo largo de los años fue recolectando fotos y videos muy bien producidos, pero que siempre iban a parar al archivo.

Los productores enfrentan duras condiciones en el invierno. Foto: Juan Antonio Muñoz

“Llegaba a casa, compaginaba el material, lo contextualizada, pero siempre el video quedaba guardado. Un día, hablamos con mi esposa y mis hijos, que son mis principales admiradores, me preguntaron qué iba a hacer con ellos. Me sugirieron subirlos a Facebook o que los difunda por algún medio. Pero pensaba que era algo mío y no lo creía conveniente".

"Sin embargo hace un tiempo le comenté al director de Radio Uno, Beto Moreno sobre estas historias y me propuso hacer un programa para difundirlas a través de un programa dedicado al hombre de campo. Y así empezamos a mostrar a estos personajes tan nuestros a través de sus voces en el programa Viva la Radio que va los domingos a la mañana y también los difundimos por el Facebook de la radio. Logramos que un payador nuestro, Argentino Andrade, les haga una introducción y los sacamos al aire. Por suerte tienen buena crítica”, dice.

Juan de recorrida en la Región Sur. Foto: José Mellado

Una de estas historias, que cuenta el proceso desde el hilado de la lana hasta la confección de un par de medias, realizada a la artesana Susana Águila y titulada “Tejiendo la vida” fue pre seleccionada y premiada en un concurso provincial.

“Para mí es un logro y un orgullo, pero no hubiera podido lograrlo sin la complicidad de Susana que, como todos los personajes que hago, ponen lo mejor de ellos para que darle formas a mis historias”, afirma Juan.


Comentarios


Juan, al rescate de las historias de los gauchos de la Línea Sur